Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

Año LXXXVII - Nro. 31.157Miércoles 15 de mayo de 2002

"Es una señal nefasta"

El presidente regional de la Corporación Chilena de la Madera, Marcelo Martini, consideró ayer una señal nefasta para el conjunto de la inversión privada en la región, la venta del Fundo Alaska a la Conadi. "El hecho que no se afirme que no se puede ejercer el derecho de propiedad es lo fundamental en todo esto". 

Afirmó que no es censurable la decisión de vender "pues se trata de una compra bajo presión", y agregó: "no le quepa la menor duda que, con esto se aleja la inversión privada. Tendría que ser estúpido quien comprara terrenos en La Araucanía para invertir". 

El dirigente acusó de doble estándar de las autoridades. "Afirman que no entregarán tierras a los violentistas y después le entregan el fundo a quienes lo ocuparon por tanto tiempo". Declaró que hasta ahora se ha gastado mucho tiempo en mesas de diálogo y conversaciones, que lamentablemente no han llevado a resultados concretos. 

Recordó que la venta del fundo representa una disminución de mil 927 hectáreas de superficie forestada. "Este fundo se taló hace poco bajo protección policial".


 

153 familias mapuches dueñas de fundo Alaska

El predio, ubicado en Ercilla, era "tomado" con frecuencia por comuneros mapuches.

Forestal Mininco optó por vender el fundo "Alaska", al convencerse de que no podría seguir explotándolo por las continuas tomas, incendios y talas ilegales. 

El Gobierno justificó la compra, diciendo que había un acuerdo previo con las comunidades, y negó haber abandonado su política de "fundo tomado, fundo no negociado". 

La compra del emblemático Fundo Alaska, ubicado en la comuna de Ercilla, por parte de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi) provocó indignación entre los empresarios y agricultores de nuestra región, quienes acusaron al Gobierno de "doble estándar" por permitir la adquisición y futura entrega a los mapuches de un predio que durante casi tres años fue objeto de tomas, ataques incendiarios y disturbios protagonizados por comuneros indígenas, que incluso quemaron la casa de un dirigente mapuche ligado a la empresa. 

La transacción se realizó la semana pasada. Forestal Mininco vendió el predio al organismo indigenista de mil 927 hectáreas a un precio de mil 348 millones. "Se llegó al convencimiento de que no podría ejercer normalmente el dominio del predio, a raíz de las constantes tomas, incendios y perturbaciones que lo han afectado". 

Algunos empresarios de la región se mostraron indignados y alegaron que el 19 de marzo, el Presidente Ricardo Lagos, junto con anunciar 130 millones de dólares para el desarrollo de las etnias, advirtió que no se entregaría tierras a las comunidades que incurrieran en ocupaciones de predios. Incluso ayer el subsecretario del Interior, Jorge Correa Sutil, insistió en que "fundo tomado, no es fundo negociado".
 
 

SOFO INDIGNADA

El secretario ejecutivo de la Sociedad de Fomento Agrícola de Temuco (Sofo), René Araneda, sostuvo ayer que la compra del Fundo Alaska "confirma lo que los gremios empresariales hemos venido denunciando a las autoridades y a la opinión pública: no están dadas las condiciones para invertir, emprender y desarrollar la región en términos tranquilos, estables y seguros". 

El dirigente dijo que la empresa vendió debido al permanente asedio que sufrió durante los últimos años y fue enfático al sostener que si no se respeta el derecho de propiedad "se ataca la esencia" de cualquier iniciativa de desarrollo. 

Junto con lamentar el traspaso del predio de Mininco, Araneda dijo que los empresarios agrícolas de la zona "no estamos tranquilos". Y auguró que el Alaska pasará de ser un fundo bien administrado a uno que va a terminar "en lo que siempre hemos comprobado: estos terrenos después no se trabajan, son mal explotados y, al final, los beneficiarios de este predio Conadi quedan en las mismas condiciones en que están hoy". 

En cuanto a la actitud del Ejecutivo, Araneda advirtió que "cualquier iniciativa tendiente a presionar a un propietario por la venta de un predio es una señal errónea" y sostuvo que las declaraciones emitidas el lunes por el subsecretario del Interior, Jorge Correa, "comprueba que acá hay un doble estándar muy grave".
 
 

POLITICA SE MANTIENE

El subsecretario de Mideplan y coordinador ejecutivo para las políticas y programas indígenas, Jaime Andrade, salió al paso ayer para contestar las críticas del empresariado y dijo que la compra del Fundo Alaska "no es una contradicción" a lo anunciado por Lagos. 

Andrade fue designado como vocero de gobierno para referirse al tema del emblemático predio. Ayer se encontraba en el Congreso participando en una sesión donde se veía el reconocimiento constitucional de las etnias. 

Indicó que en años anteriores, cuando se produjeron conflictos en algunos sectores donde las comunidades reivindicaban tierras, "se generaron compromisos de parte del Gobierno con algunas comunidades, como fue el caso de Alaska, y esos compromisos, que en su minuto fueron adquiridos por diversos personeros, tienen que cumplirse". 

Andrade añadió que en el caso de este emblemático fundo "lo que hizo el Gobierno fue intervenir una situación que era muy complicada y afectaba a varias comunidades y generar con ellos un acuerdo de paz social. Desde la fecha, cuando ocurrieron conflictos, no han habido nuevos incidentes significativos. Lo que hubo entremedio fue la negociación regulada por Conadi y Forestal Mininco la que finalmente accedió a vender el predio". 

Enfatizó que la compra no implica que haya "un cambio de política. Lo que señaló el Presidente se está respetando claramente, pero lo cierto es que habían compromisos anteriores y lo que se está haciendo es realizarlos. La orientación del Jefe de Estado se está cumpliendo". 

Requerido acerca de si este caso pudiera ser tomado, por los mapuches, como símbolo de que si ocupan un fundo de igual modo éste podría serles entregado con posterioridad, respondió: "todos los hechos de violencia que ocurren alrededor de la situación indígena afectan a las comunidades y retardan la búsqueda de soluciones. No es posible buscar soluciones a escenarios que tengan de por medio situaciones de violencia". 

Consultado por las razones esgrimidas por Mininco para vender, admitió que concuerda que con la sola entrega de tierras a las etnias no resuelven la pobreza que las aqueja. Recordó que este año cerca de 25 comunidades indígenas, entre las regiones Octava y Décima, serán favorecidas con la entrega de predios, por parte de la Conadi.
 


 

Copyright Sociedad Periodística Araucanía S.A.
Antonio Varas 945 - Temuco - Chile
Teléfono (56 45) 292929