Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

Miércoles 10 de septiembre de 2008

En UCT debaten sobre la multiculturalidad

Los organizadores quieren difundir las conclusiones y entregarlas también al Gobierno.

La necesidad de que las políticas públicas sobre interculturalidad estén dirigidas no sólo a los indígenas, sino a todos los chilenos, es una de las conclusiones del "Encuentro por la diversidad y la convivencia intercultural", que organizó la Universidad Católica de Temuco, la Red Ciudadana Chile País Intercultural y el Museo Regional de La Araucanía.

En este contexto, una de las principales observaciones hechas por los representantes del mundo mapuche, fue que ellos son siempre los interculturales, y que es necesario que cuando se planteen políticas interculturales éstas apunten también al resto de la población, "porque es necesario interculturalizar también a los chilenos", dijo Alvaro Bello, representante de la Red Chile País Intercultural.

Destacó que los participantes del encuentro fueron personas que ya no quiere ver como única alternativa una relación de conflicto, sino que quieren encontrar puntos para la convivencia.

Conclusiones

Entre las principales conclusiones está el convencimiento de que en Chile y Latinoamérica todavía hay un déficit en términos de la valorización y el reconocimientos de las personas que son diferentes, aún cuando se ha avanzado.

Agregó que se requiere comprender las relaciones interculturales, más allá de la conflictividad y que la sociedad tiene baja tolerancia a procesar la diferencia cultural.

También dijo que Chile se ha globalizado exitosamente en lo económico, pero que ahora necesita hacerlo en lo cultural, en los derechos, en la apertura hacia el mundo.

Pero a pesar de todo, Bello señaló que existe interés por conocer y entender la diversidad, especialmente en los jóvenes.

Propuestas

A juicio de los organizadores, en Chile se deben rediseñar las estructuras normativas y políticas para dar cabida a otras formas de participación, de otros actores.

"Creemos que una de las principales trabas para el reconocimiento de la interculturalidad es que no existe una estructura de participación que reconozca otras formas de ser ciudadano", explicó.

Además, consideran que hay que mejorar o rediseñar los instrumentos de políticas públicas, porque según ellos tienden a hacer dependientes a las personas y además son coyunturales.

También proponen estrechar la relación entre las propuestas de la ciudadanía (organizaciones, redes, etcétera) y la sociedad civil, con las políticas que lleva a cabo el Estado.

"Debiera haber un encuentro para que las propuestas se potencien", concluyó Bello.