Centro de Documentación Mapuche Documentation Center
Santiago, 7 de enero de 2008

DECLARACIÓN

ASOCIACIÓN AMERICANA DE JURISTAS

La Asociación Americana de Juristas, Rama Chilena, organización no gubernamental con Estatuto Consultivo ante el Consejo Económico y Social de Naciones Unidas, se dirige a las autoridades de gobierno, parlamentarios, Colegio de Abogados, Dirección General de Carabineros, medios de comunicación, abogados, organizaciones sociales y ciudadanía en general, para expresar:
 1.     Su indignada protesta por el atropello infligido el jueves 3 de enero de 2008 en contra de la abogada defensora de causas indígenas y miembro de nuestra Rama Chilena, la distinguida colega abogado Yénive Cavieres Sepúlveda, por Carabineros que trataron de impedir y silenciar una pacífica manifestación de un grupo de chilenos, que en la Plaza de la Constitución expresaba su reclamo de justicia y protesta por el asesinato del estudiante mapuche Matías Catrileo Quezada.

2.     Nuestra colega Yénive Cavieres Sepúlveda trató, en su carácter de abogado, de interceder ante Carabineros por el respeto a los derechos ciudadanos a manifestarse pacíficamente y ejercer el derecho de la libertad de expresión, especialmente en los momentos en que detenían a la doctora Orielle Núñez, una de las manifestantes, y en momentos en que otra doctora, Berna Castro, hablaba en voz alta a los manifestantes y transeúntes, siendo ambas detenidas y arrastradas por Carabineros que reprimían con violencia la actividad, incluyendo a nuestra colega y procediendo a detener conjuntamente a quince mapuches, entre ellos el dirigente José Paillal y su hijo de 11 años, y a otros dos menores. Se les arrastró por la Plaza de la Constitución, obligándolos a subir a un bus de Carabineros, para ser trasladados a la 1° Comisaría de Santiago, donde fueron liberados después de seis horas de encierro. La represión policial fue efectuada con violencia innecesaria contra los manifestantes, cuya única arma eran sus voces y argumentos ante la tragedia del asesinato por la espalda con metralleta a un joven mapuche, nueva víctima de la política de agresión en contra de las demandas del pueblo mapuche.

3.     Denunciamos este hecho gravísimo, porque la violencia para acallar las protestas y demandas en nuestra sociedad se ha transformado en una constante en nuestro país, criminalizando las justas demandas de los sectores más débiles que reclaman sus derechos. Se silencia por la fuerza el derecho de los chilenos a manifestarse, fundamental en nuestro orden jurídico.

4.     Consideramos que frente al caso específico de la detención arbitraria de la abogado Yénive Cavieres Sepúlveda, se está vulnerando el principio de que “sin abogados no hay justicia”. Reclamamos el respeto al ejercicio profesional de los abogados que defienden los Derechos Humanos porque su coacción perjudica los intereses de una sociedad democrática, que tratamos de reconstruir después de la cruel dictadura de Pinochet.  

5.     Expresamos que ya es hora que la solución al gravísimo problema de la comunidad de los pueblos indígenas sea abordada por el gobierno y las autoridades con medidas de fondo, que excluyan el uso indiscriminado de la violencia y represión. Debe cumplirse con la obligación de Chile de respetar los Acuerdos y Convenciones Internacionales que determinan el respeto del derecho de los pueblos indígenas a su integridad, identidad, cultura, derecho esencial como el respeto a sus vidas y a recuperar sus tierras usurpadas.

6.     A la dramática huelga de hambre que tiene en riesgo de muerte a los dirigentes mapuches en la cárcel de Ángol, a quienes se les aplicó indebidamente la Ley Antiterrorista, se suma ahora el asesinato del estudiante Matías Catrileo, que participaba junto con un grupo reducido de mapuches en una manifestación pacífica, en las puertas del fundo Santa Margarita, objeto de protección policial especial. La fuerza pública de Carabineros procedió a disparar con metralletas, hiriéndolo por la espalda, hecho que ha consternado, por su gravedad, no sólo a las víctimas de la violencia policial, sino a gran parte de la sociedad chilena que repudia este actuar de la fuerza pública. Hacemos presente al respecto que el proceso penal iniciado para investigar los hechos debe ser instruido por tribunales ordinarios y no militares, porque los hechos involucran la comisión de un delito de homicidio causado por la fuerza policial en contra de civiles y esperamos que el mismo celo con que se protege al dueño del predio fundo Santa Margarita, con destacamentos especiales de Carabineros, se aplique en la investigación judicial de la dolorosa muerte del joven Matías Catrileo.

7.     La Rama Chilena de la Asociación Americana de Juristas expresa:

-          Su profunda solidaridad con la colega Yénive Cavieres Sepúlveda.

-         Insta al Colegio de Abogados a hacer respetar el derecho de defensa de los abogados de Derechos Humanos, y a adoptar medidas y garantías de protección del derecho al ejercicio profesional de los abogados.

-         Expresa también su solidaridad con los familiares del joven mapuche y se une al duelo de sus hermanos y familiares.

-         Expresa su convicción profunda, como abogados que creemos en el derecho y la democracia, de que debe resolverse de una vez y abordarse en profundidad, para solucionarlos, los problemas de las reivindicaciones de los pueblos indígenas dentro del respeto a las normas del Derecho Internacional. Aspiramos a que en el siglo XXI terminen de una vez las políticas de represión y autoritarismo.

-          Solicitamos respetuosamente a la Señora Presidente Michelle Bachelet, disponga una investigación a fondo de los hechos ocurridos, para que nunca más vuelvan a ocurrir.

ASOCIACIÓN AMERICANA DE JURISTAS

Presidente
Graciela Alvarez Rojas

Vicepresidente
Fabiola Letelier

Vicepresidente
Juan Guzmán Tapia

Directores
Rubén Jérez
Ramón Vargas
Juan Subercaseaux
Manuel Jacques

Presidente Honorario
José Galiano