Centro de Documentación Mapuche Documentation Center
  Portada | Nosotros | Enlaces | Buscar   translate
 

Secciones

Noticias
Antecedentes
Comunidades
Campa帽as
Indoam茅rica
Cultura
Libros 脩uke Mapu
Documentos de Trabajo
Sobre
Opini贸n
Biblioteca


Archivos

Archivo 1997-2009

1997-11-15 | Documentos de Trabajo | Mapuche

Jos茅 A. Mariman Denver, USA, Abril 1997

Movimiento Mapuche y Propuestas de Autonom铆a en la D茅cada Post Dictadura 2(2)

(Ver Parte 1)


IV. Discusi贸n

El sector autonomista del movimiento mapuche no habla la misma lengua cuando se refiere a autonom铆a y su relaci贸n con el pueblo mapuche. Los actuales protagonistas de la demanda de autonom铆a entre los mapuche, se desplazan por horizontes distintos. Para aclarar mi inferencia, resumir茅 en un dilema muy elemental la principal diferencia del movimiento mapuche frente al tema de la autonom铆a. 驴Debe el movimiento mapuche luchar por "autonom铆a mapuche" o "autonom铆a regional?"

El concepto autonom铆a regional no es la representaci贸n de una idea ilusoria, sino resume las discusiones sobre la tem谩tica proyecto pol铆tico para el pueblo mapuche, que algunos mapuche han venido sosteniendo desde antes de la fundaci贸n de Cedm-Liwen(59). 驴Por qu茅 "autonom铆a regional" y no "autonom铆a mapuche?" Responder esta pregunta supone pensar cu谩l es el momento hist贸rico que se encuentra viviendo la naci贸n mapuche, y en consecuencia, intentar ofrecer la respuesta a ese momento hist贸rico. La naci贸n mapuche al inicio de la d茅cada de los '90, se encuentra fragmentada espacialmente y pol铆ticamente. Esta constataci贸n, respaldada por las estad铆sticas del censo de 1992, me permite afirmar que los mapuche son una naci贸n oprimida y viviendo en una situaci贸n de colonizaci贸n, marginalidad, y descomposici贸n.
Seg煤n el censo de 1992, habr铆a en Chile 928.060 personas mayores de 14 a帽os, que declararon identificarse con la cultura mapuche. La cifra anterior, es el equivalente al 9.6% de esa poblaci贸n total de Chile. Si se proyecta este porcentaje a la poblaci贸n menor de 14 a帽os (no considerada para responder las preguntas del censo), se obtiene un total de 1.282.111 mapuche. En otras palabras, una cifra mucho m谩s elevada que todas las estimaciones realizadas anteriormente. Pero en cambio, el censo tambi茅n nos muestra, que la poblaci贸n mapuche de la Araucan铆a es de solamente 143.769 personas. En otras palabras, el 15,49% de la poblaci贸n mapuche del pa铆s. Y lo que es m谩s grave a煤n, solamente el 26% de la poblaci贸n de la Araucan铆a. Consecuente con lo anterior, los mapuche son actualmente minor铆a en su propio territorio hist贸rico.

El proceso de minorizaci贸n demogr谩fica de los mapuche, se opera tempranamente y a la par del avance de la ocupaci贸n de la Araucan铆a. Apenas veinticinco a帽os despu茅s de consumada la conquista militar, el censo de 1907 (el primero en que se empadrona a la poblaci贸n mapuche de la Araucan铆a) junto con dar una cifra inesperadamente alta de poblaci贸n mapuche entre el Biobio y el seno del Reloncav铆 (101.118 personas de las cuales 46.761 viv铆an en Caut铆n), mostraba igualmente que ya en aquel entonces los mapuche eran minoritarios en su propio territorio. Es posible, que esta minorizaci贸n demogr谩fica de los mapuche haya correspondido a una pol铆tica deliberada de los gobernantes. Pero lo cierto, es que por lo menos algunos sectores del estado-naci贸n, daban pruebas de una visi贸n geopol铆tica de una gran modernidad para la 茅poca.

Pero si la poblaci贸n ind铆gena de la Araucan铆a no parece en v铆as de extinguirse, si su fusi贸n con los dem谩s elementos 茅tnicos no se ha consumado en la proporci贸n que fuera de desearse, en cambio, ha dejado definitivamente de formar un todo compacto, una naci贸n con sus 'fronteras' definidas, como lo fue hasta hace un cuarto de siglo. Los 101.118 araucanos viven diseminados entre la poblaci贸n civilizada de seis de las provincias m谩s ricas de Chile. Echando una ojeada r谩pida al censo ind铆gena, se ver谩 que s贸lo en un departamento, el de Imperial, forman los araucanos la mitad de la poblaci贸n y que no hay en la rep煤blica la m谩s peque帽a porci贸n de territorio que este poblada exclusivamente por ellos(60).

驴C贸mo podr铆an los mapuche pretender autodeterminarse internamente (autonomizarse), si su peso sociol贸gico en su propio territorio es menor --y considerablemente-- que el de la poblaci贸n chilena? AWNg pide autonom铆a mapuche, cuando la relaci贸n naci贸n mapuche territorio simplemente no lo permite. Menos a煤n, en el marco territorial que ellos proponen. Si hoy no es posible reivindicar la autonom铆a mapuche como tarea inmediata, es porque simplemente no existen las condiciones b谩sicas para ello. Es decir, un territorio propio no solamente del punto de vista hist贸rico, sino que tambi茅n del punto de vista demogr谩fico. Esto es, un territorio con una poblaci贸n mapuche mayoritaria.

Pero como insinue antes, la fragmentaci贸n territorial mapuche de hoy, y que atenta contra cualquier reivindicaci贸n mayor, no es la 煤nica fragmentaci贸n que viven los mapuche. Los mapuche son una minor铆a etnonacional oprimida y colonizada que adem谩s se encuentra fragmentada pol铆tica e ideol贸gicamente. Hay mapuche en la actualidad, que no reconocen esa condici贸n a otros mapuche (por desgracia desconocen a la mayor铆a)(61). Y tambi茅n es conocido que las instituciones Estato-nacionales han hecho su camino en la naci贸n mapuche, de tal manera que si bien existe lo mapuche, no es menos cierto que la naci贸n mapuche no es ajena a la influencia chilena (colonizaci贸n). M谩s claro a煤n, el aparato administrativo del Estado (intendencias regionales y provinciales, municipalidades), las iglesias, las escuelas, incluso las asociaciones deportivas y, sobre todo los partidos pol铆ticos, han tenido y tienen desde mucho tiempo atr谩s presencia e influencia en la naci贸n mapuche. Ellos condicionan en gran medida las decisiones de los mapuche en tanto individuos. Puedo decir, aun a riesgo de equivocarme, que la naci贸n mapuche de hoy ha desarrollado un alto nivel de integraci贸n pol铆tica en la sociedad estado-naci贸n Chile. Y se mueve en el escenario pol铆tico, siguiendo las influencias de las instituciones estato-nacionales con las cuales se relaciona, a las cuales se subordina y por la cuales se deja dominar.

Intelectuales mapuche han observado, en relaci贸n a la fragmentaci贸n pol铆tico-ideol贸gica, que no puede ser usado el concepto naci贸n con los mapuche porque este concepto alude a "la consolidaci贸n pol铆tica de la etnia y su resultado, la conformaci贸n de una sociedad pol铆ticamente cerrada(62)." Lo anterior equivale, y siguiendo una terminolog铆a marxista, a decir que los mapuche tienen conciencia de si, esto es, saben en tanto individuos que son mapuche y pueden distinguirse entre ellos de los componentes de otras naciones 茅tnicos al interior del estado-naci贸n Chile. Pero no tienen conciencia para s铆 (de destino com煤n), o de saberse --en tanto colectividad humana diferente-- sujeto de derechos particulares, espec铆ficos y exclusivos dentro del estado-naci贸n Chile. Esta dimensi贸n psicopol铆tica del problema etnopol铆tico o nacionalitario es sumamente importante para entender que se puede hacer y reivindicar hoy con los mapuche, y para planear que se puede hacer y reivindicar ma帽ana. Un gran desaf铆o en el terreno del desarrollo pol铆tico de la naci贸n mapuche, es lograr que 茅sta alcance una conciencia pol铆tica de destino com煤n. Mientras no se logre la consolidaci贸n de la naci贸n-茅tnica mapuche en una naci贸n-pol铆tica mapuche consciente para s铆, dificilmente se puede hablar de una autonom铆a exclusiva para la naci贸n-茅tnica mapuche o "autonom铆a mapuche."

Plantear la autonom铆a regional sobre autonom铆a mapuche no debe ser entendido como una simple apelaci贸n aun realismo pol铆tico. La autonom铆a regional es ante todo, un dise帽o estrat茅gico donde lo t谩ctico determina en gran medida --pero no condiciona-- el curso a seguir. En un ejemplo, cuando AWNg llam贸 a recuperar tierras (1992-93) ello gener贸 una reacci贸n inmediata del estado-naci贸n y de sectores poderosos del grupo nacional dominante. Esa reacci贸n no s贸lo se expres贸 bajo la forma de declaraciones condenatorias, sino tambi茅n por el uso de la fuerza. Los Estados-naciones reivindican por la fuerza lo que consideran suyo, y Chile no es la excepci贸n. A AWNg lo sacaron por la fuerza de los lugares "recuperados," y en ese terreno no gan贸 ni ganar谩 ninguna batalla. AWNg ni siquiera pudo atraer a su lado a las otras organizaciones mapuche en solidaridad con sus acciones, quienes cerraron filas con el gobierno y condenaron o se mantuvieron en una posici贸n ambigua..

驴Cu谩l es la lecci贸n que deja esa experiencia? En mi opini贸n, no se puede arrastrar a los mapuche a un combate pol铆tico, sobre cuyos resultados no podemos hacernos ninguna ilusi贸n. Con esta aseveraci贸n aludo a que AWNg ten铆a otro m贸vil para desarrollar ese movimiento como lo he sugerido en las conclusiones de un art铆culo sobre AWNg(63). Plantear autonom铆a mapuche ahora, cuando no se cumple ning煤n requisito que la pudiera hacer viable, es vender ilusiones.

La tarea pol铆tica del presente es maniobrar bajo las condiciones existentes para hacer posible el camino a una autonom铆a territorial pol铆tica del pueblo mapuche. En otras palabras, el momento pol铆tico presente supone asumir tareas que permitir谩n un ma帽ana de autodeterminaci贸n para los mapuche. Dos se destacan, la primera es la inversi贸n de las corrientes migratorias en el mapuchemapu. Es decir, frenar la emigraci贸n que esta vaciando la Araucan铆a de poblaci贸n mapuche, e impulsar y favorecer el retorno o instalaci贸n de los mapuche radicados fuera que as铆 lo deseen. La segunda, es el desarrollo de la consciencia e identidad pol铆tica de la etnia, es decir, de una identidad nacional sin la cual no ser谩 nunca verdaderamente un actor pol铆tico. Este proceso pasar谩 inevitablemente por momentos de tensi贸n con el Estado y las corrientes centralizadoras y antidemocr谩ticas. Pero una soluci贸n responsable deber谩 ser forzosamente pol铆tica, en un marco de profundizaci贸n de la democracia en el pa铆s.

La autonom铆a regional cobra sentido as铆, porque ella busca crear nuevas condiciones pol铆ticas en el marco de la regi贸n para discutir la cuesti贸n mapuche. La autonom铆a regional no es la autonom铆a mapuche, porque ella pretende ser un proyecto pol铆tico pluri茅tnico, que interprete la realidad multi茅tnica de la regi贸n. Todos los habitantes de la IX regi贸n son afectados por el centralismo estato-nacional que dispone de los recursos y riquezas locales. Se ha dicho en algunos an谩lisis que el 80% del Producto Interno regional va a parar a Santiago, y eso afecta indudablemente a todos los habitantes de La Araucan铆a. 驴Por qu茅 no tratar de sumar fuerzas entonces, con aquellos sectores de la poblaci贸n chilena de la regi贸n, susceptibles de ser beneficiados igualmente con una regi贸n mapuche aut贸noma? 驴Acaso no es preferible, en lugar de entrar en conflicto con ellos (con un proyecto excluyente y que aun cuando fuera respaldado por la mayor铆a mapuche --cuesti贸n altamente dudosa dado la fragmentaci贸n interna de la naci贸n mapuche-- no tendr铆a ninguna posibilidad de 茅xito dadas las realidades demogr谩ficas de la regi贸n) sumarlos a al proyecto de autonomizar la regi贸n mapuche? La propuesta autonom铆a regional va "en beneficio del conjunto de la poblaci贸n, permitiendo un desarrollo regional mas arm贸nico y en funci贸n de los intereses de la poblaci贸n local(64)."

驴Por qu茅 este es un camino posible de transitar y no el de autonom铆a mapuche? Porque la formula de autonom铆a regional no es una formula confrontacional sino aglutinadora. Ella se basa en el supuesto de que aprovechando las propias contradicciones del sistema pol铆tico global y no desafi谩ndolo directamente, es posible avanzar hacia la meta de largo plazo. Cuando digo aprovechar las contradicciones del sistema pol铆tico, estoy diciendo que la lucha por descentralizar el poder del Estado-naci贸n es una lucha reconocida como legitima por todos los actores pol铆ticos del estado-naci贸n. Profundizar la democracia tambi茅n es una lucha legitima al interior del estado-naci贸n. En consecuencia, esas dos dimensiones de la lucha pol铆tica son claves y viabilizan la posibilidad de alcanzar una autonom铆a regional. La autonom铆a regional no pretende fragmentar el estado-naci贸n, sino reformar su estructura pol铆tica-centralista, y hacerla m谩s descentralizada y democr谩tica(65).

Finalmente, el territorio que la propuesta de autonom铆a regional reivindica es la Araucan铆a(66). La Araucan铆a puede ser perfectamente llamada 脩ukemapu, o mejor a煤n nuestro mapuchemapu o pa铆s mapuche. Discutir sobre derechos territoriales a partir de la situaci贸n existente antes de la invasi贸n inca, o de colonizaci贸n de la zona central de Chile por los espa帽oles; es tan inoficiosa como reducir estos derechos a las 谩reas de desarrollo planteadas por la ley ind铆gena 19.253(67), o peor a煤n, reducir esta discusi贸n 煤nicamente a las tierras que ten铆an t铆tulo de merced.

La regi贸n de la Araucan铆a representa aproximadamente el 70% del territorio mapuche independiente, al occidente de los Andes, al momento del derrumbe del imperio colonial espa帽ol. Es decir, entre el curso medio del Futalewf眉 (Biobio) y el r铆o Cruces. Adem谩s, la regi贸n de la Araucan铆a tiene el m谩s alto porcentaje de poblaci贸n mapuche de todas las regiones del pa铆s. Los mapuche deben sacar provecho de ello, puesto que otra ser铆a la situaci贸n, si el estado-naci贸n hubiera entregado la provincia de Malleco a la regi贸n del Biobio y la provincia de Caut铆n a la regi贸n de los Lagos.


V. Conclusi贸n
Las demandas de autonom铆a entre los mapuche se sit煤an en la corriente mundial del derecho a la autodeterminaci贸n de los pueblos. Espec铆ficamente, ellas est谩n enmarcadas en lo que, en derecho internacional, comienza a conocerse como autodeterminaci贸n interna(68). En raz贸n de ello, los mapuche no est谩n demandando secesi贸n para crear un nuevo estado-naci贸n.

De acuerdo a las demandas sintetizadas y comparadas en los puntos anteriores, el conflicto estado-naci贸n Chile y el sector del movimiento mapuche que promociona la autonom铆a, toma diversas caracter铆sticas. Pero hay un punto en que todas las demandas autonomistas parecen coincidir. A estas alturas de la historia de relaci贸n dominaci贸n/subordinaci贸n estado-naci贸n/naci贸n mapuche, lo 煤nico que puede permitir hacer posible conservar, proteger, y promover la cultura mapuche y sus valores, es la adquisici贸n de cuotas de poder econ贸mico y pol铆tico.

En este sentido, las demandas de autonom铆a entre los mapuche significan un paso adelante en relaci贸n a la forma en que la pol铆tica 茅tnica estado-naci贸n --con la participaci贸n mapuche-- a intentado resolver (asimilar) la multietnicidad que caracteriza a la sociedad estado-naci贸n en Chile. Las leyes ind铆genas chilenas han operado sobre un sujeto desvinculado de un territorio o patrimonio hist贸rico, y por ende el mapuche es tratado como un ser abstracto. En otras palabras, los mapuche son tratados como campesinos, o pobres, o sectores t茅cnicamente atrasados, etc. antes que como una naci贸n que disfrutando de independencia en un territorio determinado, fue objeto de un acto de robo y avasallamiento por un estado-naci贸n.

Cuando las demandas de autonom铆a ponen acento en la cuesti贸n territorio (a煤n cuando no haya consenso sobre el punto), est谩n en mayor o menor grado expresando la idea de que la 煤nica forma en que los mapuche ganaran control sobre sus vidas, es fomentando una disociaci贸n del poder del estado-naci贸n hacia esa regi贸n o territorio. Descentralizaci贸n del poder en beneficio de un territorio o regi贸n mapuche, comienza a ser percibido como la posibilidad de influir en las pol铆ticas que afectan a los mapuche. Esta idea es opuesta a aquella patrocinada por otros sectores del movimiento mapuche, quienes esperan pasivamente por una soluci贸n definitiva desde el estado-naci贸n y que nunca vendr谩.

La demandas de autonom铆a representan ideas nuevas al interior de la sociedad mapuche. Ellas apenas han comenzado a desarrollarse. Ellas no han logrado expresarse a煤n en un movimiento pol铆tico y parecen estar en una etapa de germinaci贸n en c铆rculos reducidos de intelectuales y l铆deres mapuche. Por lo mismo, no es posible aventurar una proyecci贸n anunciando un esplendoroso futuro para ellas o su defunci贸n definitiva. Las p谩ginas de la demanda autonomista mapuche comienzan reci茅n a escribirse.

Notas

1. El Siglo es vocero oficial del Partido Comunista chileno.

2. En adelante PC.

3. Cuesti贸n mapuche es un t茅rmino recurrente entre intelectuales chilenos para referirse al conflicto 茅tnico o nacionalitario chilenos/mapuche. Su uso se ha popularizado a partir del libro de Alejandro Saavedra, La cuesti贸n mapuche (Santiago-Chile: ICIRA, 1971). En realidad la "cuesti贸n mapuche" no es otra cosa que una cuesti贸n Chilena. De otro modo, es una cuesti贸n chilena porque es el estado-naci贸n chileno quien ha hecho entrar involuntariamente a los mapuche en una relaci贸n de dominaci贸n/subordinaci贸n. La Incorporaci贸n pol铆tico-militar (1863-83) realizada en perjuicio de la naci贸n mapuche, es la que ha a transformado a 茅sta en una naci贸n oprimida y colonizada, o en otros t茅rminos, en una "minor铆a 茅tnico-nacional oprimida y colonizada" con todos sus problemas actuales (Jos茅 A. Mariman, "cuesti贸n mapuche, descentralizaci贸n del Estado y autonom铆a regional," Caravelle, Cahiers du Monde Hispanique et Luso-Bresilien , ed. Universit茅 de Toulouse-Le Mirail (Toulouse: Presses Universitaires du Mirail, 1992: 191).

4. Con movimiento mapuche me refiero al sector organizado de la poblaci贸n mapuche. Este sector se ha vuelto interlocutor entre la sociedad mapuche y las pol铆ticas desde el estado-naci贸n. El movimiento mapuche se organiza principalmente bajo la forma de asociaciones campesinas tipo sindicatos.

5. He usado el concepto etnocida para calificar la pol铆tica que desarrolla el estado-naci贸n en Chile hacia las naciones o etnias minoritarias, porque en 煤ltima instancia esa pol铆tica siempre ha buscado la desaparici贸n de ellas en la etnia dominante: la chilena.

6. Sobre este t贸pico el lector puede encontrar m谩s informaci贸n en los trabajos de Jos茅 A. Mariman en bibliograf铆a.

7. Esta estrategia puede ser resumida en la formula: A+B+C+D...= A 贸, en palabras, chileno+mapuche+Aymara+Rapanui...= chileno. Sobre teor铆as de las minor铆as o mayor铆as dominantes, el lector puede encontrar interesante informaci贸n en el articulo de Ray C. Rist and Collen J. Soares. Ver bibliograf铆a.

8. Rodolfo Serrano Montaner, "Informe del m茅dico de colonias." Informe, proyectos de Ley, Actas de Sesiones y Otros Antecedentes (pp. 193-200), ed. Comisi贸n Parlamentaria de Colonizaci贸n (Santiago, Chile: Imprenta Litograf铆a Universo, 1912).

9. El siglo anterior, y al menos hasta la segunda mitad del presente, las ideas que empujaron la construcci贸n de estados-naciones en Europa y en Am茅rica estuvieron atrapadas en el paradigma de la evoluci贸n humana. De otro modo, atrapadas en la creencia de la sobrevivencia del m谩s apto, que permiti贸 establecer categor铆as de superioridad e inferioridad entre los grupo humanos. En esas ideas los indios ocuparon las 煤ltimas posiciones, as铆 como el blanco la cima. El lector que desee ampliar su informaci贸n sobre el tema puede recurrir a la compilaci贸n de Graham citada en la bibliograf铆a.

10. Esta estrategia podr铆a ser resumida a la formula: A+B = C 贸 en palabras Espa帽ol+mapuche (+Aymara+Rapanui) = chileno.

11. En Francisco Albiz煤-Labb茅: "El mestizaje chileno Como Mito Hist贸rico-Cultural." Ib茅rica N 3 (1989): 13.

12. Benjamin Schwarz, "The diversity Myth: America's Leading Export." The Atlantic Monthly 275 (5), 57-67.

13. En Rolf Foerster y Sonia Montecino, Organizaciones, L铆deres y Contiendas mapuches 1910-1970 .(Santiago, Chile: Centro de Estudios de la Mujer, 1988) 16.

14. Ese discurso puede ser resumido en la formula A B, o en palabras, chileno es distinto a mapuche.

15. Juan Cameron, "chilenos y mapuches," Kultrun 2. Octubre 1993: 19.

16. El lector que desee m谩s informaci贸n sobre la Federaci贸n Araucana puede recurrir al trabajo de Foerster y Montecino, Organizaciones 36. Sobre el Consejo de Todas las Tierras el art铆culo de Jos茅 A. Mariman, "La organizaci贸n mapuche Consejo de Todas las Tierras," Centro de Estudios y Documentaci贸n Mapuche-Liwen, (1995) puede resultar 煤til.

17. Aroldo Cayun, entrevista. N眉tram a帽o V, N 2, 1989.

18. J. A. Mariman, "Transici贸n Democr谩tica en Chile: Nuevo Ciclo Reivindicativo mapuche?" Caravelle, Cahiers du Monde Hispanique et Luso-Bresilien , ed. Universit茅 de Toulouse-Le Mirail (Toulouse: Presses Universitaires du Mirail, 1994) 95.

19. En adelante Cedm-Liwen.

20. En adelante CEPI.

21. La excepci贸n fue la organizaci贸n de car谩cter fundamentalista Consejo de Todas las Tierras y algunas organizaciones No-Gubernamentales mapuche vinculadas a la Coordinadora de Instituciones mapuche tal como Cedm-Liwen.

22. La dictadura Militar de ultraderecha de Pinochet dict贸 las leyes 2568 y 2750 (1979-1980). Se han escrito numerosos art铆culos sobre el impacto de esas leyes en la naci贸n mapuche. Puedo mencionar Elizabeth Parmelee y Alfonso Cayul publicados en revista Liwen.

23. La radicalizaci贸n de la lucha pol铆tica contra la dictadura militar chilena (d茅cada de los '80), llevo al movimiento mapuche --esencialmente integracionista-- a plantearse la idea de construir un proyecto de liberaci贸n nacional (proyecto hist贸rico) que nunca realmente desarrollo.

24. El propio presidente Patricio Alywin en su discurso de promulgaci贸n de la ley dijo: "Sin duda, esta ley no es una panacea. No soluciona por s铆 sola todos los problemas, pero es un paso trascendental." Citado en El Mercurio , Septiembre 29, 1993.

25. Ley Ind铆gena N 19.253 de 1993.

26. J. A. Mariman, Cuesti贸n 190.

27. J. A. Mariman, Cuesti贸n 190.

28. Un sistema de representaci贸n proporcional tiene el prop贸sito de lograr una alta proporcionalidad y mejor representaci贸n de minor铆as que otros sistemas. Ver Arend Lijphart, Electoral System and Party System: A Study of Twenty-Seven Democracies (Oxford and New York: Oxford University Press).

29. En adelante AWNg.

30. Aucan Huilcaman, entrevista, Diario Austral , 16 Octubre. 1991.

31. Aucan Huilcaman, entrevista, Diario Austral , 16 Octubre. 1991.

32. Aucan Huilcaman, entrevista, Diario Austral. 24 Octubre. 1991.

33. Aucan Huilcaman, entrevista, Diario Austral, 7 Noviembre, 1991.

34. Juan Carlos Maya, "Consejo de Todas las Tierras sus problemas y aspiraciones," Ercilla , Octubre 23, 1991.

35. Domingo Marileo, entrevista, El Siglo, Tercera Epoca, N 780 , del 21 al 27 de Junio. 1996: 13.

36. Domingo Marileo, entrevista, El Siglo, 21 al 27 Junio 1996: 12.

37. Domingo Marileo, entrevista, El Siglo, 21 al 27 de Junio. 1996: 12.

38. Domingo Marileo, entrevista, El Siglo, 21 al 27 de Junio. 1996: 13.

39. Domingo Marileo, entrevista, El Siglo, 21 al 27 de Junio. 1996: 13.

40. Los pasajes siguientes ilustran esta ambiguedad: "Las empresas nos est谩n arrasando y eso s贸lo podr谩 ser detenido por el propio pueblo, atrincher谩ndose en nuestro territorio." [entiendase reducciones o comunidades (Marileo, ent., p. 13.)]. Y, "Lo territorial es fundamental, porque ello resguarda la unidad, subsistencia y la cultura de los mapuche. Nos permite avanzar en la representaci贸n en los organismos del Estado que est谩n insertos en el territorio mapuche." [no hay organismos de Estado en las reducciones mapuche, sino en los Municipios, Provincias, y regiones, de donde 茅sta alusi贸n al territorio mapuche es amplia (Marileo, entrevista, El Siglo, 21 al 27 de Junio. 1996: 12)].

41. Un centralismo fuerte es una de las principales --y tempranas-- caracter铆sticas del Estado-naci贸n en Chile.

42. La democracia actual, "protegida" o de los "acuerdos" permite elegir esas autoridades de manera que no se necesitar铆a modificarla o cambiarla. Esto es un punto no claro de la propuesta de Admapu.

43. Auki帽 Wallmapu Ngulam, Proyecto y propuesta de los Derechos Fundamentales de la naci贸n Mapuche en las Elecciones de Presidente, Senadores y Diputados ." (Temuco, Chile: Autor, 1993).

44. En este sentido siguen la tendencia del movimiento mapuche desde sus origenes post Incorporaci贸n. Ver art铆culos de J. A. Mariman en bibliograf铆a.

45. Entre otras Cedm-Liwen ha se帽alado: "derecho a los recursos naturales, en particular la tierra, mediante la creaci贸n de mecanismos que permitan la devoluci贸n masiva de tierras expoliadas a partir de la conquista chilena; a la preservaci贸n del medio ecol贸gico; a los beneficios de su explotaci贸n; a vivir y poder trabajar en la regi贸n, reglament谩ndose a efectos de incitar y dar prioridad a la contrataci贸n de mano de obra local --incluso la de los mapuche migrados o nacidos fuera de la regi贸n-- y evitar la migraci贸n; a la protecci贸n del mercado; a la lengua, mediante la oficializaci贸n regional --al mismo t铆tulo que el castellano-- del mapudungun-- lengua propia del pueblo mapuche y de la regi贸n--; de su utilizaci贸n en los medios de difusi贸n de masa y de su incorporaci贸n al sistema educacional regional mediante una educaci贸n biling眉e intercultural." Mariman, Cuesti贸n 202.

46. Pa铆s mapuche en Mapudungun.

47. En general, en situaciones de conflicto en poblaciones compartiendo un s贸lo y mismo territorio, el control cent铆metro a cent铆metro de parte de ese territorio es visto por las partes como una cuesti贸n de soberan铆a y defendido con mucho celo. Las experiencias recientes del conflicto en Bosnia-herzegovina es un ejemplo bastante ilustrativo.

48. A manera de ejemplo se puede preguntar, qu茅 pasar铆a si un chileno y un mapuche pelean en un bar? Qu茅 autoridad resuelve la situaci贸n para dejar contentos a ambos grupos con un veredicto?

49. Esta idea se corrobora en la misma demanda territorial del AWNg, quien hace limitar por el Sur al territorio mapuche en el Futalewf眉 (Biobio).

50. Madre tierra en lengua mapuche.

51. Palabra mapuche para Chilo茅.

52. Se podr铆a conjeturar que aunque los mapuche residentes en Santiago volvieran en masa a la IX regi贸n (409.079) y se volvieran mayor铆a en ella, todav铆a estar铆an condenados a ser una minor铆a representada en un 10% en el Gobierno regional de la IX regi贸n. El cuoteo de representaci贸n promocionado por Admapu, se hace en funci贸n del total de la poblaci贸n nacional. Por lo dem谩s, actualmente los mapuches son el 26% de la poblaci贸n total de la IX regi贸n o regi贸n mapuche, con lo que la propuesta de Admapu les estar铆a condenando a ser una minor铆a del 10% independientemente de que sean una minor铆a del 26%.

53. Chile tiene una poblaci贸n de 9.660.367 habitantes sobre 14 a帽os de edad, seg煤n el censo de 1992.

54. La poblaci贸n sobre 14 a帽os de la IX regi贸n es 552.843 habitantes (censo 1992).

55. Los mapuche sobre 14 a帽os representan el 9.6% del Total de la poblaci贸n sobre 14 a帽os en Chile (censo 1992).

56. Haughney, D. & Mariman, P. F. "Acerca del Desarrollo y La Di谩spora mapuche," Tierra, Territorio y Desarrollo Ind铆gena , ed Universidad de la Frontera (Temuco, Chile: Instituto de Estudios Ind铆genas, 1995) 187-193.

57. El lector informaci贸n sobre la pol铆tica de la ex URSS en relaci贸n a la auto-determinaci贸n de los pueblos en Walker Connor, The National Question in Marxist-Leninist Theory and Strategy (Princeton, New Jersey: Princeton University Press, 1984).

58. El lector puede encontrar alusiones al peligro de dejar las demandas ind铆genas en partidos estado-naci贸n en Wilson Cantoni (1972), Guillermo Bonfil Batalla (1981), y Pierre Maugu茅 (1981). Ver bibliograf铆a.

59. Y alentados sobre todo por las condiciones de dictadura militar de ultraderecha en que el pa铆s viv铆a.

60. Comisi贸n Central del Censo 1912. Poblaci贸n Ind铆gena Seg煤n el Censo de 1907. Informe, Proyectos de Ley, Actas de Sesiones y Otros Antecedentes , ed. Comisi贸n Parlamentaria de Colonizaci贸n. (Santiago, Chile: Universo, 1912) 201-204. Tomada de la Memoria de la Comisi贸n Central del Censo, p XXI y siguiente.

61. A manera de ejemplo se puede citar la misma entrevista a Domingo Marileo, quien sostiene en parte de ella que los datos del censo del 1992 no son absolutamente cre铆bles y que un nuevo sondeo sobre la base de los apellidos consignados en las Cedulas de Identidad chilena podr铆a mostrar otros resultados. No obstante estar de acuerdo en el hecho de que efectivamente se producir铆an diferentes resultados con un sondeo como el sugerido por Marileo, se puede cuestionar que siendo sexista la legislaci贸n que establece el orden en que aparecen los apellidos en las Cedulas de identidad, la tendencia es a que se pierda el apellido por el lado de las mujeres. Por lo dem谩s, la legislaci贸n chilena permite el cambio de nombre y apellidos cuando son "rid铆culos, risibles," o cuando "menoscaben moral o materialmente." Varios miles de mapuche, v铆ctima de la discriminaci贸n racial, han podido "beneficiarse" directa o indirectamente, de esta legislaci贸n; tanto m谩s que "no sean de origen espa帽ol." Ley N 17,344: Autoriza el Cambio de Nombres y Apellidos en los Casos que Indica. Modifica ley N 4.808 sobre Registro Civil. Santiago, Chile: Diario Oficial N 27752, 22 Septiembre, 1970).

62. Pedro F. Mariman, "Relaciones Inter茅tnicas en Procesos de Ordenamiento Territorial," Centro de Estudios y Documentaci贸n Mapuche-Liwen, 1995.) Coincidiendo en el an谩lisis con el autor, personalmente he decidido usar el concepto naci贸n para designar a la etnia mapuche. El uso repetido del concepto lleva a un reforzamiento de 茅l en la psiques de los mapuche, y contribuye a aproximar la meta de alcanzar alg煤n d铆a su conversi贸n en una sociedad pol铆ticamente cerrada. Como en general, los conceptos usados en las ciencias sociales no son m谩s que convenciones, nosotros podemos --y debemos-- permitirnos nuestra propio manejo conceptual. En otras palabras, si la ideolog铆a estado-naci贸n --en cualquiera de sus manifestaciones (izquierda, centro, derecha..)-- dice que los mapuche son "indios" y no un "pueblo" o una "etnia" o una 'naci贸n," es su problema. Nosotros no estamos obligados a usar ese lenguaje, sino por el contrario, a levantar el propio e imponerlo en la lucha ideol贸gica y particularmente en el grupo para el cual el proyecto de liberaci贸n 茅tnica ha sido pensado.

63. Jos茅 Mariman, "La Organizaci贸n Mapuche Consejo de Todas las Tierras." Pagina Mapuche Fundaci贸n Rehue. (Amstelveen, Netherlands: http://www. xs4all.nl?~rehue/art/jmar2.htlm 1995).

64. Jos茅 A. Mariman, Cuesti贸n 202.

65. La tarea que los mapuche en una IX regi贸n pluralista ser铆a velar porque el car谩cter mapuche de la regi贸n (y otras garant铆as en beneficio del respeto a la diversidad) est茅n siempre claramente establecidas.

66. Y como he sugerido en el documento "Cuesti贸n Mapuche...", debiera considerarse adem谩s algunas zonas adyacentes de la regi贸n del Biobio y de la regi贸n de los Lagos, dada la presencia de poblaci贸n mapuche.

67. Rep煤blica de Chile, Nacional. Ley N 19.253: Establece Normas Sobre Protecci贸n, Fomento y Desarrollo de los Ind铆genas .(Santiago, Chile: Diario Oficial, 5 Octubre, 1993).

68. Mayor nformaci贸n sobre el tema en los art铆culos de Christian Tomuschat y Umozurike Oji Umozurike.

Referencias

Albiz煤-Labb茅, F. (1994). El mestizaje chileno como mito hist贸rico-cultural. Iberica N 3 (M茅tissages en Am茅rique latine), 13-34.
Alfredsson, G. (1993). The right of self-determination and indigenous peoples. En Christian Tomuschat (Ed.) Modern law of self-determination . (pp. 41-54). Netherlands: Martinus Nijhoff Publishers.
Batalla, G.B. (1981). Introducci贸n. En Guillermo Bonfil Batalla compilador, Utop铆a y revoluci贸n. El pensamiento pol铆tico de los indios en am茅rica latina . M茅xico: Editorial Nueva Imagen.
Cantoni, W. (1972). Fundamentos para una pol铆tica cultural mapuche. En Universidad Cat贸lica de Chile (editor), Cuadernos de la realidad nacional, N 14 . Chile: Centro de Estudios de la Realidad Nacional CEREN.
Cameron, J. (1993, Octubre). Chilenos y mapuches. Kultrun , 贸rgano del Comit茅 de Solidaridad con el Pueblo. Mapuche, N 2 a帽o II.
Chile.
Comisi贸n Central del Censo 1912. Poblaci贸n ind铆gena seg煤n el censo de 1907. Informe, proyectos de ley, actas de sesiones y otros antecedentes . Comisi贸n Parlamentaria de Colonizaci贸n. Santiago, Chile: Imprenta Litograf铆a Universo.
Chile. Ley 17.344
- (1970, Septiembre 22). Autoriza el cambio de nombres y apellidos en los casos que indica. Modifica ley N 4.808 sobre registro civil. Santiago, chile: Diario Oficial 27.752.
Chile. C谩mara de Diputados de Chile.
- (1992, Junio 9). Reforma constitucional sobre los pueblos ind铆genas: Primer tr谩mite constitucional . Sesi贸n 6 . Valpara铆so; Chile.
Chile. Ley 19.253
- (1993, Octubre 5). Establece normas sobre Protecci贸n, fomento y desarrollo de los ind铆genas . Santiago, Chile: Diario Oficial.
CDN. (1996, Junio 21 al 27). El pueblo mapuche tiene derecho a la autonom铆a y al control de su territorio. El Siglo, Tercera Epoca, N 780 , pp. 12-13.
Connor, W. (1984). The national question in marxist-leninist theory and strategy. Princeton, New Jersey: Princeton University Press.
El Mercurio. (1993, Septiembre 29). Discurso de promulgaci贸n de la nueva ley 19.253. Santiago, Chile: Autor.
El Diario Austral.(1991, Octubre 16). Aucan Huilcaman. Temuco, Chile: Autor.
El Diario Austral.(1991, Octubre 24). Aucan Huilcaman. Temuco, Chile: Autor.
El Diario Austral.(1991, Noviembre 7). Aucan Huilcaman. Temuco, Chile: Autor.
Graham, R. (1990). The Idea of Race in Latin America, 1870-1940. Texas, University of Texas Press.
Hannum, H. (1990). Autonomy, sovereignty, and self-determination: The accomodation of conflicting rights. University of Pennsylvania Press.
Haughney, D. & Mariman, P.F. (1993, Diciembre) Poblaci贸n cifras y criterios. Centro de Estudios y Documentaci贸n Mapuche Liwen Documento de Trabajo N 1, 1-11,
-------. (1995). Acerca del desarrollo y la di谩spora. En Universidad de la Frontera (Editor), Procedente de la Jornada de Reflexi贸n, Experiencia y Proposiciones Sobre Tierra, Territorio y Desarrollo Ind铆gena . (pp. 187-193). Temuco, Chile: Instituto de Estudios Ind铆genas. Universidad de la Frontera.
Jara, A. (1956). Legislaci贸n indigenista de Chile. M茅xico: Ediciones Especiales del Instituto Indigenista Interamericano.
Lijphart, A. (1994). Electoral system and party systems: A study of twenty-seven democracies, 1945-1990. Oxford, New York: Oxford University Press.
Maugu茅, P. (1981). Contra el estado-naci贸n. Madrid: Ediciones de la Torre.
Mapuches piden co-gobierno del B铆o B铆o
al sur con leyes propias. (1991, Octubre 16) Diario Austral.
Mariman, J.A. (1992) Cuesti贸n mapuche, descentralizaci贸n del estado y autonom铆a regional. Caravelle, Cahiers du Monde Hispanique et Luso-Bresilien, 59, 189-205.
-------. (1994). Transici贸n democr谩tica en chile (1989-1993): Nuevo ciclo reivindicativo Mapuche. Caravelle, Cahiers du Monde Hispanique et Luso-Bresilien, 63, 91-118.
-------. (Abril, 1995). La Organizaci贸n mapuche Auki帽 Wallmapu Ngulam. Fundaci贸n Rehue. Amstelveen, Netherlands: P谩gina Mapuche "http:www.xs4all.nl/~rehue/art/jmar2.html" 1997.
Mariman, P.F. (1995). Relaciones inter茅tnicas en procesos de ordenamiento territorial, Centro de Estudios y Documentaci贸n Mapuche-Liwen , art铆culo no publicado.
Murswiek, D, (1993). The issue of a right of secession - reconsidered. En Christian Tomuschat (Ed.) Moder law of self-determination . (pp. 20 - 39). Netherlands: Martinus Nijhoff Publishers.
N眉tram. (1989). Nuestra aspiraci贸n ideol贸gica surge del coraz贸n de nuestros pueblos. Santiago, Chile: Autor a帽o V, N 2.
Parmelee, E. (1990). Indigenous Policy in Chile: Decree law 2,568 development or destruction? (Master of Arts dissertation, University of Denver, 1990).
Rist, R.C. & Soares, C.J. (1976) The oppressed in america: Poverty and internal colonialism. En Zimmerman, Don H., Wieder, D.L., & Zimmerman, S (Eds.), Understanding social problem (pp. 161-186). Ney York: Preager Publisher.
Saavedra, A. (1971). La Cuesti贸n Mapuche. Santiago-Chile: ICIRA - Proyecto Gobierno de Chile/Naciones Unidas/Fao.
Schwarz, B. (1995). The diversity myth: America's leading export," The Atlantic Monthly, 275 (5), 57-67.
Serrano, R. (1911). Informe del m茅dico de colonias. En Comisi贸n Parlamentaria de Colonizaci贸n (Eds.), Informe, proyectos de Ley, Actas de Sesiones y Otros Antecedentes (pp. 193-200 Santiago, Chile: Imprenta Litograf铆a Universo, 1912.
Tomuschat, Ch. (1993). Self-determination in a post-colonial world. En Christian Tomuschat (Ed.) Modern law of self-determination . (pp. 1-20). Netherlands: Martinus Nijhoff Publishers.
Umozurike Oji, U. (1972). Self-determination in International law. London: Archon Books.

Por Mariman, J

 Campa帽as

2019-07-13

Comunicado p煤blico: C谩rcel de Temuko- Wallmapuche

Presos Pol铆ticos por la Causa Mapuche Condenados e Imputados

Los presos pol铆ticos Mapuche en Temuko comunicamos a la opini贸n p煤blica nacional e internacional y a los integrantes de nuestro pueblo lo siguiente:
Lea m醩...

2019-08-27

驴Otro montaje judicial?

El caso de Alberto Curamil:

El Lonko enfrentar谩 en mayo pr贸ximo un juicio oral por participar en un asalto a la caja de compensaci贸n "Los H茅roes" en la ciudad de Galvarino. Sin embargo, testigos desmienten que 茅l y 脕lvaro Millal茅n, el otro detenido en el caso, hayan estado ese d铆a en la localidad de la provincia de Caut铆n, Regi贸n de La Araucan铆a.
Lea m醩...

2020-01-05

Software desarrollado para apoyar la ense帽anza del Mapudungun

Aqu铆 plasmamos voces de ni帽os, de adultos y ancianos, voces de aves, de 谩rboles y de vertientes, para seguir aprendiendo con dignidad y horizontalidad, conscientes de su origen y proyect谩ndose a dialogar con el mundo, pues las lenguas tienen que ocupar los espacios de la comunicaci贸n y del aprendizaje.
Descarga Mapudungun Mew
Lea m醩...

2020-01-05

Basta de violencia

En Chile los gobiernos post dictadura militar, han aplicado la Ley antiterrorista N掳 18.314, exclusivamente contra representantes y activistas mapuche. Esta normativa fue adoptada por la dictadura militar para atacar a sus enemigos internos, con el fin de vulnerar los derechos juridicos de los imputados. Esta norma ha sido objeto de cr铆tica de parte de los 贸rganos de protecci贸n de los Derechos Humanos y la Corte Interamericana de Derechos Humanos quien ha considerado su aplicaci贸n con los Mapuche contrario a un Estado de Derecho.
Lea m醩...

2020-01-06

Progreso occidental

Lea m醩...

2020-01-14

驴Qu茅 nos leg贸 Occidente en su intento de globalizaci贸n colonizadora?

La recargada colonialidad permanente en Am茅rica Latina

La condici贸n de colonialidad no s贸lo configura en el colonizado la idealizaci贸n 聯natural聰 del color, sentir, hacer y pensar del colonizador, sino que instala dispositivos nefastos en las estructuras psicol贸gicas m谩s profundas del primero que irremediablemente lo convierten en un ser creyente que diviniza al segundo. Por tanto, para 茅l o la colonizada, las condiciones de subordinaci贸n/despojo no s贸lo son vistas como 聯realidades normales聰, sino que son asumidas con gratitud como una 聯benevolencia聰 del colonizador. Quiz谩s por ello, no es com煤n preguntarse sobre la benignidad del hist贸rico legado colonial permanente que comenz贸 hace 524 a帽os, en Abya Yala.
Lea m醩...

2020-01-30

Historia, colonialismo y resistencia desde el pa铆s Mapuche

Ta i帽 fijke xipa rakizuameluw眉n.

Acceso libre al libro Ta i帽 fijke xipa rakizuameluw眉n: Historia, colonialismo y resistencia desde el pa铆s Mapuche. Temuco: Ediciones Comunidad de Historia Mapuche, 2012. Descarga
Lea m醩...

2020-02-01

Centro de Documentaci贸n Mapuche 脩uke Mapu

Libros hist贸ricos para estudio, consulta sobre el pueblo Mapuche (descarga en formato PDF)

Libros hist贸ricos para estudio, consulta sobre el pueblo. Nota: Estos documentos pertenece al patrimonio cultural comun, por lo que puede ser utilizado y reproducidos libremente. Libros hist贸ricos para estudio, consulta sobre el pueblo Mapuche (descarga en formato PDF)
Lea m醩...

2020-02-02

Publicaci贸n sobre la cultura, sociedad y pol铆tica de los pueblos originarios.

El peri贸dico Pukara

El Peri贸dico Pukara quiere ser un baluarte en el lucha de ideas, en el combate de principios, en la guerra conceptual, de an谩lisis, de informaci贸n e investigaci贸n que libran los pueblos ind铆genas contra el ocupante colonialista. El peri贸dico Pukara es una publicaci贸n mensual sobre la cultura, sociedad y pol铆tica de los pueblos originarios. Periodico Pukara
Lea m醩...

2020-02-02

La convocatoria se encuentra abierta todo el a帽o.

Corpus revista de divulgaci贸n, an谩lisis sobre la historia o etnograf铆a de los pueblos originarios

Corpus es una revista de divulgaci贸n, an谩lisis y cr铆tica de fuentes in茅ditas o desconocidas sobre la historia o etnograf铆a de los pueblos originarios y campesinos, y de discusi贸n en torno a raza, etnicidad y otras formas de alteridad social y pol铆tica en el continente americano.
La convocatoria se encuentra abierta todo el a帽o para publicar, compartir y desclasificar los materiales o fuentes de informaci贸n.
Lea m醩...

2020-02-02

Manual completo en formato PDF para consulta o descarga :

Manual para defender los derechos de los pueblos ind铆genas

El objetivo de este manual es contribuir, con un instrumento pr谩ctico, a la labor que realizan personas, pueblos ind铆genas y organizaciones dedicadas a proteger y gestionar a favor de los derechos de los pueblos ind铆genas.
Lea m醩...

2020-02-02

ONU Foro permanente de los pueblos indigenas

Lea m醩...

2020-02-03

La expansi贸n de la cultura occidental y la subordinaci贸n de la mujer

La conmovedora historia de la mujer objeto occidental

El uso del cuerpo de la mujer en publicidad es violencia simb贸lica, muy evidente y perceptible. La subordinaci贸n sexual de la mujer en la promoci贸n de ventas es un elemento clave en las campa帽as de marketing que la exponen como mercanc铆a, y objeto sexual. A la mujer occidental en los spots comerciales se le presenta sin cualidades y habilidades intelectuales y se le reduce en un objeto de satisfacci贸n de necesidad biol贸gica del hombre occidental. Mire el video:
Lea m醩...

2020-02-13

Programa Radial Mapuche

Wixage Anai espacio para la expresion Mapuce

Pe帽i, lamgen es importante que usted pueda sumar su apoyo a esta labor de comunicaci贸n que hace 21 a帽os se realiza, asistiendo a los encuentros que convocamos u otras iniciativas. Correo electr贸nico: wixageanai.radio@gmail.com Telefono: 92246211
escuchar aqu铆:
Lea m醩...

2020-02-25

Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales, CLACSO

Colecci贸n Antolog铆as del Pensamiento Social Latinoamericano y Caribe帽o

Lea m醩...

2020-02-25

Organizaci贸n de las Naciones Unidas para la Educaci贸n, la Ciencia y la Cultura (UNESCO)

El Correo de la UNESCO

Disponible en l铆nea desde marzo de 2006, El Correo se adapta a las necesidades de sus lectores diseminados por el mundo entero: su publicaci贸n electr贸nica en formato PDF, en las seis lenguas oficiales de la Organizaci贸n (谩rabe, chino, espa帽ol, franc茅s, ingl茅s y ruso), as铆 como en esperanto y en portugu茅s, va acompa帽ada de una edici贸n impresa con un n煤mero de ejemplares reducido. Descarga los 煤ltimos n煤meros -->
Lea m醩...

2020-02-26

Russell Means

Por qu茅 no soy ni capitalista, ni marxista

聯La 煤nica forma posible de comenzar un discurso de este tipo es afirmar que detesto escribir. El proceso en s铆 mismo representa el concepto europeo de pensamiento 聯leg铆timo聰. Lo que est谩 escrito tiene una importancia que se le niega a lo hablado. Mi cultura, la cultura Lakota, cuenta con una tradici贸n oral, por lo que normalmente rechazo imposici贸n de una abstracci贸n sobre la relaci贸n oral de un pueblo.la escritura. Es uno de los caminos del mundo blanco para la destrucci贸n de las culturas de los pueblos no europeos, la
Lea m醩...

2020-10-13

El 12 de octubre, Latinoam茅rica se viste de ind铆gena (con orgullo)

Son muchos los pa铆ses sudamericanos que han cambiado el nombre y el motivo de la festividad del conocido como D铆a de la Raza para olvidar la colonizaci贸n y conmemorar a los ca铆dos ind铆genas.
Lea m醩...

La Realidad Mapuche en Youtube


Benetton y los mapuche


¿Qué es la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas?


Aprenda Mapunzugun, el idioma Mapuche, via Internet: comprenda el contexto sociocultural- linguístico e interétnico del Pueblo Mapuche.