Centro de Documentación Mapuche Documentation Center
  Portada | Nosotros | Enlaces |   translate
 

Secciones

Noticias
Antecedentes
Comunidades
Campa√ɬĪas
Indoamérica
Cultura
Libros Ñuke Mapu
Documentos de Trabajo
Sobre
Opinión
Biblioteca


Archivos

Archivo 1997-2009


2014-03-25 | Cultura | Mapuche

Carta abierta a Sergio Villalobos:

Cuando la historia se convierte en instrumento racial y colonial

En la historiograf√ɬ≠a chilena Sergio Villalobos tiene un lugar clave: es el creador de los Estudios Fronterizos en la d√ɬ©cada de 1980, un enfoque que por a√ɬĪos ha guardado un lugar privilegiado en las investigaciones sobre el territorio y la sociedad mapuche.




Adem√ɬ°s el mismo Premio Nacional de Historia es ante todo un hombre de la frontera. Naci√ɬ≥ en Angol en 1930, per√ɬ≠odo en el que finalizaba √ʬĬúla reducci√ɬ≥n√ʬĬĚ, aquel proceso de despojo territorial que forz√ɬ≥ el empobrecimiento del pueblo Mapuche y que legitim√ɬ≥ la Ocupaci√ɬ≥n de La Araucan√ɬ≠a a trav√ɬ©s de la entrega de T√ɬ≠tulos de Merced. Fue en esa √ɬ©poca, que la sociedad vencedora, reforz√ɬ≥ nuevamente el imaginario de la barbarie sobre los sobrevivientes: flojos, borrachos, sucios, delincuentes, entre otros apelativos. La importancia de Sergio Villalobos recae en su intento de validar y dar sustento √ʬĬúcient√ɬ≠fico√Ę¬Ä¬Ě a este imaginario, ocupando la historiograf√ɬ≠a como la arma de legitimidad.
Sosteniendo hip√ɬ≥tesis raciales, el Premio Nacional es heredero de una tradici√ɬ≥n darwinista que fusion√ɬ≥ con los debates de la Escuela de los Anales de los 60√ʬĬô y busc√ɬ≥ destruir los mitos hist√ɬ≥ricos, para ingresar a los hechos, procesos y transformaciones globales. De esta s√ɬ≠ntesis nacen los Estudios Fronterizos. Bajo la dictadura, el Ministerio de Educaci√ɬ≥n oficializ√ɬ≥ sus estudios, con toda esa carga de prejuicios contra el pueblo Mapuche que hablaban de la inexistencia de sus sujetos, que eran araucanos, mestizos, alcoh√ɬ≥licos, calientes, envidiosos, ladrones y un largo etc√ɬ©tera de prejuicios bajo los cuales se educaron las infancias de Chile y Mapuche. Ese es el triunfo de Sergio Villalobos, su historia de vida, im√ɬ°genes y visiones regionales de los vencedores elevadas a nivel de Estado que la sociedad ha naturalizado y asume como relato oficial. Su victoria son esos villalobos ocultos que van en la micro con nosotros, que son nuestros vecinos, que son nuestros compa√ɬĪeros de labores o de estudios, esos que en cualquier oportunidad nos refregar√ɬ°n el √ʬĬúindio√Ę¬Ä¬Ě o √ʬĬúaraucano√Ę¬Ä¬Ě en nuestros rostros. Ah√ɬ≠ el costo: la colonizaci√ɬ≥n ideol√ɬ≥gica del pueblo Mapuche y el triunfo de un neonacionalismo chileno blanco en oposici√ɬ≥n a nosotros, los indios y morenos. No por casualidad el Intendente Francisco Huenchumilla se√ɬĪal√ɬ≥: √ʬĬúa este pa√ɬ≠s le hace falta mirarse al espejo√ʬĬĚ.
Villalobos es solo un nombre- quiz√ɬ°s el m√ɬ°s medi√ɬ°tico y al que le da lo mismo ser √ʬĬúpol√ɬ≠ticamente correcto√ʬĬĚ- de una larga lista de acad√ɬ©micos que han trabajado incesantemente por denostar a los pueblos que han sido anexados al r√ɬ©gimen colonial chileno. Todo pa√ɬ≠s colonial tiene sus historiadores org√ɬ°nicos, aquellos que justifican, avalan e intentan explicar los argumentos de cualquier masacre, invasi√ɬ≥n, asesinato o integraci√ɬ≥n.
El racismo de sus frases en televisi√ɬ≥n y en el diario son la operatoria ideol√ɬ≥gica con que se valida la colonizaci√ɬ≥n del territorio mapuche por el Estado chileno. Todas sus palabras vienen y, por cierto, generan heridas en nuestra gente. √ʬĬúPara la naci√ɬ≥n chilena era un desperdicio que deb√ɬ≠a ser superado√ʬĬĚ, √ʬĬúdefectos ancestrales√ʬĬĚ, √ʬĬúincorporar esos territorios era una necesidad para la naci√ɬ≥n chilena√Ę¬Ä¬Ě √ʬĬú√ʬĬ¶un guerrero y un cazador, que viv√ɬ≠a relajadamente y entregado al alcohol√ʬĬĚ, √ʬĬúno son mapuche, son araucanos√Ę¬Ä¬Ě son ejemplos de un verborrea que nos inunda por a√ɬĪos. Todos esos fuegos artificiales de la √ʬĬúcultura dominante√ʬĬĚ, √ʬĬúla integraci√ɬ≥n√ʬĬĚ, √ʬĬúel reloj, el computador y los t√ɬ≠tulos profesionales√ʬĬĚ, no son m√ɬ°s que fanfarroner√ɬ≠as evolucionistas de la cultura que hace much√ɬ≠simo tiempo fueron desechadas. Tambi√ɬ©n toda esa mirada positiva de los colonos alemanes, suizos, italianos, chilenos que llegaron a Wallmapu: otro acto de limpieza hist√ɬ≥rica. Por a√ɬĪos dichos colonos corrieron cercos, dispararon y cometieron un sinn√ɬļmero de abusos con nuestra gente ante la impunidad total, en una de las √ɬ©pocas de violencia colonial m√ɬ°s crudas posteriores a la guerra. Hablamos del periodo 1900-1960: infancia y juventud del historiador.
Sin embargo, en un proceso tan largo, complejo y violento como fue la ocupaci√ɬ≥n de Wallmapu no es tan f√ɬ°cil minimizar los actos, borrar la historia y justificar la invasi√ɬ≥n. Se ocuparon nuestras tierras, no se respet√ɬ≥ ning√ɬļn acuerdo anterior, hubo muertos, presos, heridos. El ej√ɬ©rcito chileno despoj√ɬ≥ materialmente al pueblo mapuche, quem√ɬ≥ sembrad√ɬ≠os, viviendas y realiz√ɬ≥ un millonario saqueo de animales que engros√ɬ≥ sus arcas. Adem√ɬ°s se coordinaron con el ej√ɬ©rcito argentino, que por el otro lado tambi√ɬ©n avanzaba vorazmente. Y s√ɬ≠ claro, hubo parlamentos entremedio, pero en contexto de acciones militares. Y aunque algunos mapuche negociaron o pactaron, aunque no todos pudieron enfrentarse militarmente, lo que no se puede borrar es la ocupaci√ɬ≥n y el colonialismo final.
El olvido no es una alternativa para las memorias de miles de mapuche que cargan con todas las consecuencias de la colonización hasta nuestros días.
En 1992, no fue un gesto simb√ɬ≥lico menor √ʬĬď como no lo es su tribuna medi√ɬ°tica actual y su sitial acad√ɬ©mico en la Universidad de Chile- que el premio nacional de Historia, reci√ɬ©n retomada la democracia y un a√ɬĪo antes de la ley ind√ɬ≠gena, llegara a manos de Sergio Villalobos. Aquel a√ɬĪo que algunos celebraban el Quinto Centenario y nosotros, los √ʬĬúindios√ʬĬĚ, los 500 a√ɬĪos de resistencia. Internacionalmente, Rigoberta Mench√ɬļ era llevada como el s√ɬ≠mbolo de la Paz y comenzaba lo que algunos han llamado la √ʬĬúreemergencia ind√ɬ≠gena√ʬĬĚ.
Protestas, sublevaciones y rebeliones marcaron la √ɬļltima d√ɬ©cada del siglo XX y pusieron la autodeterminaci√ɬ≥n como el paradigma de las luchas ind√ɬ≠genas, abriendo una discusi√ɬ≥n sobre la hegemon√ɬ≠a pol√ɬ≠tica y cultural de los Estados. Los Mapuche no quedaron ausentes, los proyectos de autodeterminaci√ɬ≥n y autonom√ɬ≠a comenzaron tomaron un fuerte impulso y hoy en d√ɬ≠a constituyen potentes pensamientos para el futuro. Tanto Sergio Villalobos, como la criminalizaci√ɬ≥n a la cuesti√ɬ≥n Mapuche son creencias del siglo XX que a√ɬļn penan por estas tierras, nosotros estamos mirando hacia el siglo XXI.

Por Enrique Antileo y Fernando Pairican
*Miembros de la Comunidad de Historia Mapuche

Por Antileo B. E. | Fuente: The Clinic

 Campa√Īas

2025-02-02

Publicación sobre la cultura, sociedad y política de los pueblos originarios.

El periódico Pukara

El Periódico Pukara quiere ser un baluarte en el lucha de ideas, en el combate de principios, en la guerra conceptual, de análisis, de información e investigación que libran los pueblos indígenas contra el ocupante colonialista. El periódico Pukara es una publicación mensual sobre la cultura, sociedad y política de los pueblos originarios. Periodico Pukara
Lea más...

2026-06-15

√ɬĎuke Mapu

Facebook Centro de Documentaci√ɬ≥n Mapuche √ɬĎuke Mapu

En nuestro Facebook Centro de Documentaci√ɬ≥n Mapuche, √ɬĎuke Mapu puede encontrar toda la actualidad noticiosa, art√ɬ≠culos, videos, fotos, actividad, enlaces y el m√ɬ°s completo archivo de noticias. Facebook Centro de Documentaci√ɬ≥n Mapuche, √ɬĎuke Mapu:
Lea más...

La Realidad Mapuche en Youtube


Benetton y los mapuche


¿Qué es la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas?


Aprenda Mapunzugun, el idioma Mapuche, via Internet: comprenda el contexto sociocultural- linguístico e interétnico del Pueblo Mapuche.