Centro de Documentación Mapuche Documentation Center
  Portada | Nosotros | Enlaces |   translate
 

Secciones

Noticias
Antecedentes
Comunidades
Campa√ɬĪas
Indoamérica
Cultura
Libros Ñuke Mapu
Documentos de Trabajo
Sobre
Opinión
Biblioteca


Archivos

Archivo 1997-2009


2010-01-05 | Indoamérica | Guaran√ɬ≠

Perder la tierra sin dejarla. Brasil, la lucha diaria de los guaraní-kaiowa

Son 40 mil indígenas que viven confinados en tierras ancestrales que les han sido arrebatadas por los hacendados locales. El gobierno de Lula da Silva, comprometido en regresarles las tierras que les pertenecen, tarda y no cumple. Mientras, los indígenas sobreviven entre la desnutrición, las consecuencias sociales y las balas de los guardias privados.




Mato Grosso del Sur, Brasil. Volvi√ɬ≥ vivo, pero sin las hojas de palmera ni su mochila. √ʬĬú√ā¬°Pas√ɬ≥ rozando!√ʬĬĚ, dice, y con su mano simula el trayecto que hizo la bala pr√ɬ≥xima a su cabeza. √ʬĬúFueron varios tiros, tuve que esconderme atr√ɬ°s de los √ɬ°rboles hasta que la situaci√ɬ≥n se calm√ɬ≥√ʬĬĚ. P√ɬ≠o ya est√ɬ° acostumbrado a la ofensiva de los guardias de las haciendas que limitan con su comunidad ind√ɬ≠gena, pero esta vez no entendi√ɬ≥ los disparos. √ʬĬúHice todo bien: ped√ɬ≠ autorizaci√ɬ≥n antes de entrar. Quienes me dispararon fueron los dos guardias de la otra hacienda vecina√ʬĬĚ.

El nuevo pedido para entrar en la propiedad, negado. Si hubiera muerto en sus tierras daría mucho dolor de cabeza, fue la justificación que le presentaron. De cualquier forma, tendría que volver por su mochila y por las hojas que sirven de techo para su casa.

Era un domingo en junio de 2009, en la Tierra Ind√ɬ≠gena guaran√ɬ≠-kaiowa √ɬĎanderu Marangatu, localizada en el municipio de Ant√ɬīnio Jo√ɬ£o, estado de Mato Grosso del Sur (MS), en la frontera de Brasil con Paraguay. Pero esto podr√ɬ≠a haber ocurrido, como de hecho ocurre, en cualquiera de las m√ɬ°s de 30 tierras ind√ɬ≠genas guaran√ɬ≠-kaiowa que est√ɬ°n en la demarcaci√ɬ≥n de Mato Grosso.

En lo que esta aldea se diferencia de las dem√ɬ°s es que √ɬĎanderua Marangatu ya fue reconocida como tierra ind√ɬ≠gena por el presidente Luiz Ignacio Lula da Silva en marzo de 2005. Fue en esa misma tierra, en su propia tierra, que P√ɬ≠o tuvo que salir huyendo cuando en buscaba materia prima para su sustento.

Del suelo donde P√ɬ≠o corri√ɬ≥, el polvo que se levanta es rojizo. La regi√ɬ≥n es conocida como √ʬĬútierra roja√Ę¬Ä¬Ě por sus caracter√ɬ≠sticas geol√ɬ≥gicas, aunque tambi√ɬ©n mucha sangre ha te√ɬĪido aquellos suelos. En √ɬĎanderu, en diciembre de 1983, el l√ɬ≠der ind√ɬ≠gena Mar√ɬßal de Souza fue asesinado con cinco disparos a quemarropa. Sucedi√ɬ≥ despu√ɬ©s de que denunci√ɬ≥ la persecuci√ɬ≥n que las familias guaran√ɬ≠es sufren por parte de los hacendados de la regi√ɬ≥n, deseosos de ampliar sus propiedades.

El crimen prescribi√ɬ≥ en 2003 sin que nadie fuera castigado. Con este hecho la lucha del pueblo guaran√ɬ≠-kaiowa por la reconquista de su territorio gan√ɬ≥ fuerza y notoriedad. No signific√ɬ≥ lo mismo para la justicia brasile√ɬĪa.

Los ind√ɬ≠genas no han vivido siquiera un a√ɬĪo en las 9 mil 300 hect√ɬ°reas correspondientes al √ɬ°rea de √ɬĎanderu. En diciembre de 2005, en apoyo a los hacendados de la regi√ɬ≥n que se establecieron en los a√ɬĪos 50 y por orden de la justicia, las 200 familias ind√ɬ≠genas fueron violentamente desalojadas de la tierra que les pertenece desde tiempos inmemorables. Desde entonces m√ɬ°s de mil ind√ɬ≠genas ocupan un territorio de 130 hect√ɬ°reas cercano al √ɬ°rea original que fue cedido a los hacendados. Ah√ɬ≠ deben permanecer hasta que la justicia decida qui√ɬ©n tiene raz√ɬ≥n sobre la propiedad del territorio.

Confinamiento. Así es como los antropólogos acostumbran referirse a las áreas indígenas guaraní-kaiowa de MS. El pueblo con mayor población indígena de Brasil, alrededor de 40 mil personas, vive en tierras fragmentadas que suman poco más de 40 mil hectáreas.

En contraste, la Tierra Ind√ɬ≠gena Raposa Serra do Sol (estado de Roraima) √ʬĬď reconocida como Tierra Ind√ɬ≠gena en 2005, pero que por acciones de los hacendados era accesible para los ind√ɬ≠genas sino hasta 2009 por decisi√ɬ≥n de la Suprema Corte √ʬĬď prev√ɬ© 1,7 millones de hect√ɬ°reas para 19 mil indios. Sin embargo, como en el caso de √ɬĎanderu Marangatu, en las dem√ɬ°s tierras guaran√ɬ≠-kaiowa los indios est√ɬ°n confinados en √ɬ°reas muy peque√ɬĪas, muy parceladas y rodeadas de haciendas de soja, ganado y ca√ɬĪa.

Sin tierra o con muy poca tierra, muchas veces es en la merienda ofrecida por la escuela ind√ɬ≠gena del gobierno municipal que los ni√ɬĪos guaran√ɬ≠-kaiowa tienen la √ɬļnica oportunidad de acceso a una comida. Cuando los alumnos dejan la escuela corren el riesgo de la desnutrici√ɬ≥n. Para que puedan comer hay un proyecto del gobierno federal.

En la escuela √ɬĎanderu, frente a la fila de m√ɬ°s de diez ni√ɬĪos acompa√ɬĪados por sus padres esperando que les sirvan su comida, un profesor ind√ɬ≠gena comenta: √ʬĬúNo necesitamos que nos den comida, nosotros, lo que necesitamos, es la tierra para cultivar. Eso que el gobierno hace es asistencialismo. Y con las canastas b√ɬ°sicas que nos dan, ellos quieren que dependamos de ellos√ʬĬĚ.

Y de hecho, en la actual coyuntura dependen. En 2007, cuando el servicio que proporciona las canastas b√ɬ°sicas de los gobiernos estatal y federal fue suspendido, siete ni√ɬĪos murieron de hambre en MS. Esta es la zona con el √ɬ≠ndice m√ɬ°s alto de desnutrici√ɬ≥n infantil en poblaciones ind√ɬ≠genas de Brasil.

Pero la comida no es el √ɬļnico producto que el ind√ɬ≠gena consigue de la tierra. Tambi√ɬ©n obtiene plantas, maderas sagradas, hierbas medicinales, le√ɬĪa para cocinar, madera para construir sus casas, animales para la caza, hojas de palmeras para hacer sus techos y sobre todo espacio para vivir.

La tierra es el espacio para que las personas y las familias transiten y realicen los Guashires (fiestas-reuniones). También es donde las familias discuten entre ellas y se separan, ocupando áreas distintas. Estas son dinámicas sociales muy comunes entre los guaraní-kaiowa. El medio ambiente es el que garantiza la sustentabilidad de la vida en las comunidades de estas aldeas.

Ni tierra, ni mata. Con uno de los mayores √ɬ≠ndices de concentraci√ɬ≥n de latifundios del pa√ɬ≠s, actualmente el paisaje de MS es invadido por los cultivos de soja y de ca√ɬĪa. A la orilla de la carretera, que es el margen de las plantaciones, es posible mirar en peque√ɬĪos carteles el nombre de las multinacionales del ramo que financian al agronegocio en Brasil, como son B√ɬľnge y Cargill.

La consecuencia, además del confinamiento en el que se encuentran los indígenas, es una devastación ambiental que supera el límite permitido por la ley. De los bosques y los cerros originarios no quedan más que el 7%, cuando la exigencia legal es que se preserve por los menos el 20% de la mata nativa. Muchas de las áreas indígenas que esperan ser reconocidas ya fueron totalmente devastadas.

S√ɬ≠ntomas de ese ambiente desfavorable en que viven los guaran√ɬ≠-kaiowa, adem√ɬ°s de la desnutrici√ɬ≥n infantil, son los homicidios y la epidemia de suicidios, ambos con √ɬ≠ndices superiores a la media nacional. Seg√ɬļn datos del gobierno federal, el promedio de suicidios entre esas poblaciones es de 100 muertos cada 100 mil habitantes, mientras que el promedio nacional es de 4,5 muertos por 100 mil.

MS registra el mayor n√ɬļmero de ind√ɬ≠genas asesinados en el pa√ɬ≠s: fueron 53 muertos en 2007. Para tener una idea, si la tierra ind√ɬ≠gena de Dourados (MS) fuera considerada un municipio, √ɬ©ste ser√ɬ≠a el m√ɬ°s violento de Brasil. Aunque gran parte de los asesinatos se deben a conflictos entre las familias ind√ɬ≠genas, acentuados por la escasez de recursos y comida, hay tambi√ɬ©n varios cr√ɬ≠menes de persecuci√ɬ≥n pol√ɬ≠tica contra los ind√ɬ≠genas. Es el caso, por ejemplo, de Dorvalino Rocha, asesinado en √ɬĎanderu por un guardia contratado por los hacendados, en la v√ɬ≠spera de navidad de 2006.

A veces, los asesinatos se vuelven a√ɬļn m√ɬ°s crueles: atropellamientos intencionales que no son registrados como casos de homicidio. En √ɬĎanderu, en el primer semestre del 2009, una se√ɬĪora fue atropellada por un cami√ɬ≥n cuando caminaba con su marido en la orilla de la carretera que limita con su comunidad. Seg√ɬļn relatos de testigos, el cami√ɬ≥n sal√ɬ≠a de la hacienda, la misma que contrata los guardias que le dispararon a P√ɬ≠o. √ʬĬúArrastro el cuerpo de la se√ɬĪora por m√ɬ°s de 100 metros, sin ayudar a la v√ɬ≠ctima√ʬĬĚ, cuenta una ind√ɬ≠gena de la comunidad. √ʬĬúLa polic√ɬ≠a local consider√ɬ≥ el caso como un atropellamiento com√ɬļn. No quisieron escuchar el testimonio del marido presente al momento del atropellamiento y que vio todo√ʬĬĚ, protesta. El chofer fue liberado. La v√ɬ≠ctima no era una l√ɬ≠der ind√ɬ≠gena, pero el crimen sirve como aviso a los dem√ɬ°s y para que vivan en un r√ɬ©gimen del terror.

Las tierras reivindicadas por los guaran√ɬ≠-kaiowa podr√ɬ≠an llegar hasta las 600 mil hect√ɬ°reas, menos del 2% del territorio de MS. Sin embargo, la presi√ɬ≥n de los hacendados de la regi√ɬ≥n que amenazan y persiguen a los antrop√ɬ≥logos responsables por ese trabajo de delimitaci√ɬ≥n, entre otras cosas, dificulta que las demarcaciones sean concretizadas. √ʬĬúHabr√ɬ° derramamiento de sangre, si fuera necesario√ʬĬĚ, son frases que salen de la boca de los hacendados.

Los guaran√ɬ≠-kaiowa dieron un ultim√ɬ°tum para que esta situaci√ɬ≥n sea resuelta. En la √ɬļltima Aty-Gua√ɬßu (grande reuni√ɬ≥n, en guaran√ɬ≠) realizada en octubre de este a√ɬĪo, los l√ɬ≠deres ind√ɬ≠genas establecieron finales de noviembre como plazo para que el gobierno federal d√ɬ© continuidad al proceso de reconocimiento de las tierras ind√ɬ≠genas guaran√ɬ≠-kaiowa, tal y como se hab√ɬ≠a comprometido a hacer en 2007. De lo contrario, ellos mismos las retomar√ɬ°n.

Lo anterior se da porque en dos a√ɬĪos poco se ha hecho, seg√ɬļn afirma el relator de la ONU, James Anaya, quien estuvo en MS en agosto de 2009. As√ɬ≠, ind√ɬ≠genas an√ɬ≥nimos como P√ɬ≠o arriesgan diariamente sus vidas por cosas tan elementales como una mochila y algunas hojas de palmera. Finalmente en Mato Groso ellos valen menos que las balas que los matan.

Por Joana Moncau (Texto y foto)

Traducción: Waldo Lao
Fuente: desinformemonos.org

Fuente: El Ciudadano

 Campa√Īas

2025-02-02

Publicación sobre la cultura, sociedad y política de los pueblos originarios.

El periódico Pukara

El Periódico Pukara quiere ser un baluarte en el lucha de ideas, en el combate de principios, en la guerra conceptual, de análisis, de información e investigación que libran los pueblos indígenas contra el ocupante colonialista. El periódico Pukara es una publicación mensual sobre la cultura, sociedad y política de los pueblos originarios. Periodico Pukara
Lea más...

2026-06-15

√ɬĎuke Mapu

Facebook Centro de Documentaci√ɬ≥n Mapuche √ɬĎuke Mapu

En nuestro Facebook Centro de Documentaci√ɬ≥n Mapuche, √ɬĎuke Mapu puede encontrar toda la actualidad noticiosa, art√ɬ≠culos, videos, fotos, actividad, enlaces y el m√ɬ°s completo archivo de noticias. Facebook Centro de Documentaci√ɬ≥n Mapuche, √ɬĎuke Mapu:
Lea más...

La Realidad Mapuche en Youtube


Benetton y los mapuche


¿Qué es la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas?


Aprenda Mapunzugun, el idioma Mapuche, via Internet: comprenda el contexto sociocultural- linguístico e interétnico del Pueblo Mapuche.