Centro de Documentación Mapuche Documentation Center
  Portada | Nosotros | Enlaces | Buscar   translate
 

Secciones

Noticias
Antecedentes
Comunidades
Campa帽as
Indoamérica
Cultura
Libros Ñuke Mapu
Documentos de Trabajo
Sobre
Opinión
Biblioteca


Archivos

Archivo 1997-2009

2017-01-26 | Antecedentes | Indoamericano

La antiglobalizaci贸n: del subcomandante Marcos a Trump

El proteccionismo triunfa en los pa铆ses m谩s grandes del mundo occidental, en los lugares donde naci贸 la ideolog铆a neoliberal
Cristina Vallejo. El 1 de enero de 1994 se levantaba en M茅xico el Ej茅rcito Zapatista de Liberaci贸n Nacional del subcomandante Marcos. Era el d铆a en que entraba en vigor el Tratado de Libre Comercio de Am茅rica del Norte, el NAFTA. Algunos consideran que este acontecimiento fue la primera respuesta contra la globalizaci贸n, es decir, el hito fundacional de los movimientos altermundialistas.


Protestas antiglobalizaci贸n contra la World Trade Organization. Seattle, 1999. Foto: Gerald Ford
Despu茅s vendr铆an m谩s movilizaciones: entre finales de los a帽os noventa y los primeros a帽os 2000, cada cumbre de los organismos impulsores de la globalizaci贸n o de los signos de identidad que 茅sta iba adquiriendo, como el libre comercio, las desregulaciones y las liberalizaciones, en definitiva, la eliminaci贸n de las fronteras para el capital (la Organizaci贸n Mundial del Comercio, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial) se convertir铆a en escenario de protestas de los altermundialistas, como prefer铆an denominarse sus protagonistas porque no quer铆an acabar con la mundializaci贸n, sino construir otro modelo para ella (聯otro mundo es posible聰 era su lema). En el inventario de eventos, nos encontramos con Madrid, donde se celebr贸 el cincuentenario del FMI, la important铆sima contracumbre de Seattle contra la OMC, G茅nova, Gotemburgo, Barcelona, Praga... Tambi茅n surg铆an como setas los foros sociales mundiales, el m谩s importante de los cuales siempre fue el de Porto Alegre (Brasil), donde se reun铆an diferentes movimientos de todo el mundo para discutir los problemas globales y, sobre todo, para sentirse comunidad.
En estos encuentros contra la globalizaci贸n neoliberal, que eran en s铆 mismos reuniones internacionalistas de la contestaci贸n contra un sistema que se expand铆a y se radicalizaba desde los primeros ochenta con Thatcher y Reagan 聳y sobre todo tras la ca铆da de la Uni贸n Sovi茅tica, su 煤nico e hist贸rico rival聳, surg铆an personas de mucho brillo, con una grand铆sima personalidad, incluso con aura. Quiz谩s se pudiera comparar con Mayo del 68, con sus fil贸sofos y sus activistas. Entre los protagonistas de la antiglobalizaci贸n ya hemos mencionado a Marcos. Podr铆amos apuntar otro nombre, 茅se ser铆a el de Jos茅 Bov茅, sindicalista agrario, activista contra la globalizaci贸n, defensor de la soberan铆a alimentaria, luego cofundador de ATTAC en 1998, candidato a la presidencia de la Rep煤blica francesa con p茅simo resultado y a continuaci贸n eurodiputado.
Nadie en concreto, pero s铆 su l贸gica, impon铆a presiones a los Estados para liberalizar y desregular, lo que incrementaba las desigualdades sociales
ATTAC, la gran instituci贸n antiglobalizaci贸n que a煤n pervive, nac铆a como un grupo de presi贸n a favor de la introducci贸n de una tasa a las transacciones financieras internacionales, la llamada Tasa Tobin, con el objetivo doble de reducir la especulaci贸n en los mercados, por un lado, y, por otro, ayudar a compensar, aunque fuera m铆nimamente, a unas sociedades que se estaban quedando al margen de los predicados bienes de la globalizaci贸n. A 茅sta se la acusaba de desestructurar las econom铆as nacionales y despreciar los principios democr谩ticos, porque quiz谩s nadie en concreto, pero s铆 su l贸gica, impon铆a presiones a los Estados para liberalizar y desregular, lo que incrementaba las desigualdades sociales. 脡stas eran m谩s o menos las ideas que manifestaba Ignacio Ramonet en un editorial de Le Monde Diplomatique en el a帽o 1997, coincidiendo con la crisis asi谩tica. Ramonet, tambi茅n cofundador de ATTAC, fue uno de los principales divulgadores de la antiglobalizaci贸n.
Justo tras el derrumbe del Muro de Berl铆n y el posterior de la URSS, cuando el capitalismo se quedaba sin rival y se creaban las condiciones para expandirlo por todo el mundo y en su forma m谩s pura, la Uni贸n Europea daba el empuj贸n m谩s importante de su historia para su integraci贸n: en 1992 firmaba Maastricht y en 2002 comenzaba a circular el euro en las calles de doce pa铆ses europeos. La miniglobalizaci贸n europea tambi茅n tuvo contestaci贸n por parte de los cr铆ticos, aunque fue bastante minoritaria. IU en Espa帽a estuvo en contra de Maastricht. En Francia tuvo lugar una movilizaci贸n relativamente importante contra el proyecto de Constituci贸n europea. Adem谩s, hubo dos noes muy sonados: los de Dinamarca y el Reino Unido, que no quisieron renunciar a su soberan铆a monetaria. Hoy en d铆a, estos dos pa铆ses siguen fuera del euro y uno de ellos ha iniciado el proceso para autoexcluirse de la Uni贸n Europea.

La gran paradoja
Muchos a帽os despu茅s de las primeras protestas contra la globalizaci贸n, comenzamos a hablar de desglobalizaci贸n. Y ya no son s贸lo reivindicaciones y protestas de la sociedad civil. Ahora ya son victorias que se est谩n apuntando fuerzas del propio sistema (el Partido Republicano americano, por ejemplo) apoyadas o aupadas en ocasiones por outsiders (Donald Trump, un hombre de negocios que presenta su cara m谩s heterodoxa transform谩ndose en un pol铆tico anti茅lites). Adem谩s, la idea de la desglobalizaci贸n triunfa en pa铆ses centrales, en los m谩s grandes del mundo occidental, en los mismos lugares de nacimiento de la ideolog铆a liberal.
La paradoja es enorme: 23 a帽os despu茅s del levantamiento zapatista, es el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, quien amenaza a las compa帽铆as americanas con aranceles aduaneros para los productos que fabriquen en M茅xico y quieran vender en EE.UU. Adem谩s, avisa de una pr贸xima renegociaci贸n del NAFTA y pide su salida del Tratado Transpac铆fico (TPP) nada m谩s tomar posesi贸n del cargo y tras un primer discurso ya como mandatario en el que invitaba a comprar americano y contratar trabajadores estadounidenses. Tambi茅n promet铆a recuperar los empleos y la riqueza perdida por la clase media americana, al haberse redistribuido por el mundo como consecuencia, resumiendo, del modo en que se ha gestionado la globalizaci贸n. En el Reino Unido, los ciudadanos deciden en un refer茅ndum convocado por un primer ministro del Partido Conservador autoexcluirse de la Uni贸n Europea. El Frente Nacional de Marine Le Pen da la enhorabuena a Trump y al Reino Unido por sus 聯victorias聰 y dice que la siguiente ficha en caer del mismo lado ser谩 Francia, que tambi茅n buscar谩 replegarse en las limitadas fronteras del Estado nacional. Y quiz谩s veamos algo parecido en Italia, donde la Liga Norte, el Movimiento Cinco Estrellas y Forza Italia tambi茅n plantean de manera m谩s o menos abierta una consulta popular para salir del club europeo. Como colof贸n, este pasado fin de semana, la extrema derecha europea se reun铆a, envalentonada por los 茅xitos, los 谩nimos y los buenos augurios que les transmiti贸 Trump d铆as antes: habr谩 m谩s rupturas en Europa a lo Brexit, en su opini贸n.
Se hab铆a dejado de lado que incluso dentro de los pa铆ses beneficiados por la desaparici贸n de las fronteras al capital iba a haber grupos sociales excluidos
El descontento generado por la globalizaci贸n est谩 manifest谩ndose en los pa铆ses del mundo que se consideraba que iban a ser los grandes ganadores de la libertad global de mercado. Pero, quiz谩s, porque se hab铆a dejado de lado que incluso dentro de los pa铆ses beneficiados por la desaparici贸n de las fronteras al capital iba a haber grupos sociales excluidos, que iba a haber perdedores de la globalizaci贸n o personas que se iban a sentir desplazadas. Y no s贸lo en lo material (las deslocalizaciones les dejan sin trabajo, las migraciones provocan que el valor de su fuerza de trabajo se reduzca) sino tambi茅n en lo 聯espiritual聰: la difuminaci贸n de las fronteras parece poner en peligro las se帽as de identidad de los colectivos m谩s d茅biles. De ah铆 el repliegue identitario ante fen贸menos nuevos como el de la llegada de refugiados a pa铆ses en los que la inmigraci贸n ha sido casi inexistente, como Hungr铆a y otros pa铆ses del centro y del este de Europa, otro foco geogr谩fico importante de la desglobalizaci贸n.

La antiglobalizaci贸n que gan贸 elecciones en el Sur y la que las gana en el Norte
Pero la antiglobalizaci贸n ya hab铆a tenido 茅xitos institucionales en los pa铆ses emergentes, en particular en Am茅rica Latina, como escrib铆a el vicepresidente boliviano 脕lvaro Garc铆a Linera en el peri贸dico argentino P谩gina 12: 聯Los primeros traspi茅s de la ideolog铆a de la globalizaci贸n se hacen sentir a inicios del siglo XXI en Am茅rica Latina, cuando obreros, plebeyos urbanos y rebeldes ind铆genas desoyen el mandato del fin de la lucha de clases y se coaligan para tomar el poder del Estado. Combinando mayor铆as parlamentarias con acci贸n de masas, los gobiernos progresistas y revolucionarios implementan una variedad de opciones posneoliberales mostrando que el libre mercado es una perversi贸n econ贸mica susceptible de ser reemplazada por modos de gesti贸n econ贸mica mucho m谩s eficientes para reducir la pobreza, generar igualdad e impulsar crecimiento econ贸mico聰.
驴Tiene que ver el altermundialismo de hace veinte a帽os con las estrategias nacionalistas de hoy en d铆a? Jaime Pastor, profesor titular en el Departamento de Ciencia Pol铆tica y de la Administraci贸n de la UNED, comenta que el movimiento de dos d茅cadas atr谩s fue una respuesta a la globalizaci贸n financiera y neoliberal, a la concentraci贸n de poder en manos de las grandes empresas multinacionales, al ataque a la propiedad comunal ind铆gena; fue un movimiento contra la 聯globalizaci贸n feliz聰. En cambio, en su opini贸n, el Brexit y Trump suponen una reacci贸n a la crisis de esa 聯globalizaci贸n feliz聰 de las multinacionales. Tanto el Brexit como el nuevo presidente de Estados Unidos surgen, dice Jaime Pastor, para defender la prioridad nacional en su calidad de grandes potencias. Tambi茅n hay en ellos, en opini贸n del profesor, razones de competencia: quieren salir lo menos mal posible del par贸n econ贸mico, de la etapa de estancamiento secular que parece haber arrancado tras superarse lo peor de la crisis econ贸mica. Los desglobalizadores actuales se apoyan, contin煤a Pastor, en el sentimiento de agravio de una parte de la poblaci贸n, las v铆ctimas de la desindustrializaci贸n del norte. En definitiva, a lo que asistimos ahora, seg煤n expresa Pastor, es a una combinaci贸n de ego铆smo nacionalista de gran potencia que se apoya en el malestar popular de quienes perdieron con las deslocalizaciones de las empresas que recorr铆an el mundo en busca de la reducci贸n de costes y la maximizaci贸n del beneficio.
En el mismo sentido se expresa Jorge Fonseca, profesor de Econom铆a Internacional de la Universidad Complutense de Madrid y miembro del consejo cient铆fico de ATTAC: 聯De momento, lo que hay es puja por la hegemon铆a en la globalizaci贸n en la que Estados Unidos perdi贸 su condici贸n de potencia hegem贸nica absoluta y lo que busca es recuperarla renegociando la globalizaci贸n, que seguir谩 siendo neoliberal, salvo que una profunda crisis como la de los a帽os treinta les fuerce a romperla聰. Y contin煤a Fonseca: 聯En realidad, los movimientos antisist茅micos son alterglobalizaci贸n y la supuesta actitud antiglobalizaci贸n de Trump es en realidad un chantaje para renegociar con m谩s ventaja los t茅rminos de los acuerdos de libre comercio en un momento en que Estados Unidos se ve agrietado socialmente por dentro. Y no son comparables las pol铆ticas soberanistas defensivas de los pa铆ses latinoamericanos con las nacionalistas ofensivas como las de Estados Unidos o el Reino Unido. Mientras las primeras buscaban limitar el expolio internacional, las segundas buscan aumentarlo聰.
El economista Ram贸n Casilda apunta que en realidad Donald Trump no hizo campa帽a contra la globalizaci贸n, sino que s贸lo est谩 lanzando propuestas para resolver s铆ntomas de sus efectos negativos en la econom铆a estadounidense, para lo que ha recurrido a un modelo antiguo, el de la industrializaci贸n v铆a sustituci贸n de importaciones.
Los rasgos de la nueva globalizaci贸n pueden responder, seg煤n D铆az Mier, a nuevas situaciones en dominios como la lucha contra el cambio clim谩tico
Miguel 脕ngel D铆az Mier, profesor de la Universidad de Alcal谩, sintetiza una posible respuesta a lo que est谩 ocurriendo: 聯Una cuesti贸n importante es definir qu茅 se entiende por globalizaci贸n, cuya principal caracter铆stica es que se trata de un proceso din谩mico. En consecuencia, parece claro que la globalizaci贸n del siglo XXI tiene algunas de las caracter铆sticas, pero no todas, que han acompa帽ado a la globalizaci贸n del siglo XX. En este sentido, s铆 se puede hablar de desglobalizaci贸n, aunque parezca claro que la idea de globalizaci贸n tendr谩 que definirse de nuevo聰. As铆, los rasgos de la nueva globalizaci贸n pueden responder, seg煤n D铆az Mier, a nuevas situaciones en dominios como la lucha contra el cambio clim谩tico, las respuestas a los fen贸menos migratorios con su impacto en la divisi贸n internacional del trabajo... El capitalismo ha entrado, pues, en una din谩mica que hay que monitorizar de cerca.
Pero, ante los acontecimientos recientes, cabe hacerse la pregunta de si al final ha habido m谩s v铆ctimas en el norte que en el sur, dado que en el norte la antiglobalizaci贸n triunfa ahora, mientras que en el sur, poco a poco, los gobiernos que alcanz贸 en Am茅rica Latina se van disolviendo.
聯V铆ctimas ha habido en el norte y en el sur聰, comenta Pastor. Pero quiz谩s se han manifestado en diferente momento hist贸rico. En el sur la antiglobalizaci贸n estall贸 con fuerza institucional en los noventa, despu茅s de que en los a帽os ochenta se impusieran las pol铆ticas de ajuste que lo ahogaron y se tentaran pol铆ticas de sobreexplotaci贸n tanto de sus recursos como de su fuerza de trabajo. La ca铆da de algunos Gobiernos de izquierda en los 煤ltimos a帽os en Am茅rica Latina se debe, seg煤n Gonzalo Berr贸n, investigador asociado del TNI (Transnational Institute), que habla desde Brasil, a que la crisis econ贸mica impidi贸 cumplir con las promesas de bienestar. 脡stas no fueron satisfechas sobre todo para las clases medias. 聯Estamos en un ciclo de reversi贸n. La primera onda de antiglobalizaci贸n llev贸 al poder a gobiernos progresistas, pero no satisfacieron las expectativas y ahora se est谩 volviendo a opciones liberales聰, describe Berr贸n.
En comparaci贸n con los del sur, contin煤a Pastor, los trabajadores del norte eran privilegiados, aunque estos 煤ltimos parecen haber terminado por estallar en un movimiento que Pastor califica de 聯chovinismo del bienestar menguante聰. Pero, en todo caso, como expresa Fonseca, 聯esta globalizaci贸n, neoliberal y con predominio de las finanzas y dominio monopolista de las grandes transnacionales, es perjudicial para el desarrollo, no s贸lo de los pa铆ses del Sur Global, sino tambi茅n para los desarrollados, en los que crece la desigualdad y la pobreza. La excepci贸n es China, que experimenta un proceso de industrializaci贸n continuado desde hace m谩s de treinta a帽os, y m谩s limitadamente pa铆ses de su entorno, como Malasia o Vietnam, que han mejorado su nivel de desarrollo humano seg煤n Naciones Unidas, pero que tambi茅n se enfrentan a l铆mites dif铆ciles de superar聰.
Quiz谩s, como se帽ala Pastor, su 煤ltimo episodio fuera la movilizaci贸n contra la guerra de Irak. Ah铆 acab贸 la ola antiglobalizaci贸n progresista en el norte
Los 煤ltimos movimientos que han surgido en los pa铆ses desarrollados est谩n muy institucionalizados y buscan alcanzar el poder de una manera convencional en parte porque sus protagonistas salen del propio poder. Hace veinte a帽os, la antiglobalizaci贸n, como la define Jaime Pastor, era un movimiento de n贸madas, con poco anclaje tradicional en el territorio nacional. Y su siempre limitada fuerza se agot贸 pronto. Quiz谩s, como se帽ala Pastor, su 煤ltimo episodio fuera la movilizaci贸n contra la guerra de Irak. Ah铆 acab贸 la ola antiglobalizaci贸n progresista en el norte. 聯No hubo tiempo para que se produjera un anclaje de 谩mbito nacional-estatal en el norte, aunque s铆 en el sur聰, comenta Pastor. Los movimientos antiglobalizaci贸n no cuajaron en el norte y parecieron siempre minoritarios. Y ello, adem谩s de por su propia idiosincrasia horizontal y cuasiespont谩nea, tambi茅n se dio por otras razones que explica Gonzalo Berr贸n: 聯El primer lugar de la antiglobalizaci贸n fue el Sur, Am茅rica Latina, porque se opusieron de manera m谩s fuerte al Consenso de Washington, que impon铆a desregular, liberalizar... En el norte es cierto que en esos a帽os se produjo una importante deslocalizaci贸n de empresas hacia otros pa铆ses con costes laborales m谩s baratos, pero ello se pudo compensar con el crecimiento del sector servicios y la fortaleza del crecimiento del consumo. La reacci贸n de la globalizaci贸n tuvo efecto en Am茅rica del Sur con gobiernos progresistas que detuvieron su influjo. El propio Morales formaba parte del movimiento antiglobalizaci贸n, por ejemplo聰. Berr贸n a帽ade: 聯Ahora parece que los efectos perniciosos de la globalizaci贸n han llegado al norte y se han acentuado por la crisis que estall贸 en el a帽o 2008 y que ha tra铆do consigo no s贸lo una recesi贸n muy larga, sino tambi茅n recortes y ajustes聰. 驴Los ochenta de Am茅rica Latina corresponden a la segunda d茅cada de los 2000 en Europa?
Los movimientos antiglobalizaci贸n de hace veinte a帽os part铆an del espectro de la izquierda. Ahora los triunfantes son patrimonio de la derecha. En los pa铆ses desarrollados, en lugar de atacar al neoliberalismo, se ataca a la inmigraci贸n, a la que se echa la culpa de los males de los perdedores occidentales de la globalizaci贸n, o a los chinos que producen m谩s barato, con lo que se agita una guerra entre pobres y empobrecidos, seg煤n apunta Pastor.
Y es que, de acuerdo con Pastor, la socialdemocracia ha sido uno de los motores de la globalizaci贸n, mientras otros sectores de la izquierda se centraron m谩s en otro tipo de movimientos. En todo caso, precisa el profesor Jaime Pastor, Podemos, en parte, hunde sus ra铆ces en los movimientos antiglobalizaci贸n. De hecho, muchos de sus l铆deres participaron en sus movilizaciones y tambi茅n en su institucionalizaci贸n en Am茅rica Latina. Y Berr贸n apunta el 茅xito de l铆deres izquierdistas como Bernie Sanders en Estados Unidos o Jeremy Corbyn en el Reino Unido. El primero, casi gana en su pugna con Hillary Clinton por la candidatura a la presidencia por parte del Partido Dem贸crata. El segundo se ha confirmado como l铆der de los laboristas brit谩nicos siendo su representante m谩s izquierdista de las 煤ltimas d茅cadas, aunque, a veces, parece dar cr茅dito a las inquietudes antiinmigraci贸n que atribuye a las que han sido las bases tradicionales del laborismo.
De todas maneras, Jaime Pastor opina que el verdadero fallo, la responsabilidad de que la globalizaci贸n se desmadrara y de que ahora quienes se sienten perdedores se encuentren un poco hu茅rfanos de izquierda (驴o incluso captados por las nuevas derechas nacionalistas?) reside en el movimiento obrero: 聯Los sindicatos se apuntaron al neocorporativismo competitivo nacional. En el mejor de los casos, dieron un s铆 cr铆tico a acontecimientos como el Tratado de Maastricht en Europa. No respondieron a la devaluaci贸n de la fuerza de trabajo tanto en los salarios directos como en los indirectos聰.

驴Evidencias de desglobalizaci贸n?
Que la antiglobalizaci贸n haya cuajado en el escenario pol铆tico del norte, 驴ha provocado ya evidencias cuantificables de desglobalizaci贸n en el mundo? Lo cierto es que los bancos de inversi贸n y el mundo financiero en su conjunto s铆 se muestran preocupados por esta cuesti贸n. Un reciente informe de Bank of America Merrill Lynch comenta: 聯La era de libre comercio y movilidad de capital y trabajo que se desarroll贸 entre 1981 y 2015 parece estar llegando al final. Los electorados est谩n virando hacia una direcci贸n antiinmigraci贸n. El populismo anti-libre comercio est谩 creciendo (una reciente encuesta mostraba que el 65% de los americanos dice que las pol铆ticas comerciales han provocado una ca铆da del empleo en Estados Unidos, frente al 13% que cree que han creado trabajo). El Brexit y las elecciones americanas representan reacciones populistas de repudio al statu quo global聰. Martin Wolf, en el Financial Times, tambi茅n se ocupa, preocupado, de este tema: 聯Como la era de la globalizaci贸n termina, 驴el proteccionismo y el conflicto definir谩n la nueva fase?聰, se pregunta en un reciente art铆culo. Y Nouriel Roubini titulaba otro de esta forma: 聯Am茅rica primero y conflicto global despu茅s聰.
No s贸lo Polonia, Hungr铆a o Rusia han comenzado ese camino. Hasta China est谩 intentando depender menos de las exportaciones al extranjero a cambio de fortalecer su consumo interno
Para David Lubin, de Citi, la desglobalizaci贸n es una evidencia. Desde 2012 茅l observa l铆mites crecientes a la libertad comercial. Y tambi茅n una nueva reacci贸n de pa铆ses emergentes emprendiendo estrategias de reducci贸n de la dependencia del extranjero, es decir, estrategias econ贸micas nacionalistas. No s贸lo Polonia, Hungr铆a o Rusia han comenzado ese camino. Hasta China est谩 intentando depender menos de las exportaciones al extranjero a cambio de fortalecer su consumo interno. Por eso, a Lubin le parece casi un anacronismo que la Argentina de Mauricio Macri o el Brasil de Michel Temer sigan intentando adoptar pol铆ticas para parecer fiables a ojos del capital extranjero. Aunque el nacionalismo econ贸mico traiga consigo ritmos de crecimiento m谩s modestos, 茅ste parece, a ojos de Lubin, m谩s apropiado para un contexto como el actual.
El analista financiero Juan Ignacio Crespo cita a la Organizaci贸n Mundial del Comercio cuando afirma que entre octubre de 2015 y mayo de 2016 los pa铆ses del G-20 adoptaron 145 leyes encaminadas a levantar barreras proteccionistas. Desde 2008, se han aprobado 1.500 medidas de este tipo. Crespo tambi茅n apunta estimaciones del economista brit谩nico Simon Evenett, seg煤n las cuales hay cerca de 4.000 leyes y normas proteccionistas registradas en todo el mundo, el 80% de ellas, en los pa铆ses del G-20, que son responsables del 90% del comercio mundial. Larvadamente, antes de Trump y del Brexit, ya hab铆a medidas de limitaci贸n del libre comercio, que ahora podr铆an ir a m谩s.

驴Es la crisis o es la globalizaci贸n?
Para Juan Ignacio Crespo, los resultados pol铆ticos que estamos viendo en el Reino Unido, en EE.UU., en Austria, donde la extrema derecha se qued贸 a las puertas del Gobierno... son consecuencia de la peque帽a desglobalizaci贸n que hab铆a comenzado a causa de la crisis. Crespo recuerda que en 2008 el comercio mundial se hundi贸 totalmente y ahora est谩 creciendo a ritmos inferiores al PIB, aunque en ello tenga mucho que ver el enfriamiento de China y su menor consumo de materias primas. La ca铆da del comercio mundial es una de las manifestaciones de la crisis econ贸mica y ha empeorado las condiciones de vida de ciertos colectivos de la sociedad que, m谩s por hast铆o que por convencimiento, han votado a estas nuevas fuerzas pol铆ticas. Ah铆 residen las razones por las que se ha producido una rebeli贸n contra las 茅lites, aunque todav铆a, seg煤n Crespo, no sea muy grande: el Brexit gan贸 por poco y en EE.UU., en voto electoral, gan贸 Hillary Clinton.
Para Crespo, la precarizaci贸n y la inseguridad de los colectivos que est谩n detr谩s de los nuevos triunfos electorales no se deben a la globalizaci贸n, sino a la crisis econ贸mica y a las nuevas tecnolog铆as. Es el malestar por la crisis econ贸mica lo que canalizan fuerzas como Podemos en Espa帽a o como Donald Trump en Estados Unidos. Quiz谩s pudiera haberse evitado todo este proceso que vivimos en los 煤ltimos a帽os si no hubiera estallado la crisis financiera, lo que se habr铆a evitado si no se hubiera desregulado el sector financiero, pero ello, como se帽ala Crespo, habr铆a sido muy dif铆cil de lograr en un contexto de prosperidad econ贸mica.
El economista Ram贸n Casilda, que acaba de publicar Crisis y reinvenci贸n del capitalismo, da una vuelta de tuerca. En realidad, la globalizaci贸n es una consecuencia del capitalismo. Y quiz谩s si la globalizaci贸n no pasa por su mejor momento es por la crisis del capitalismo. A su juicio, lo que hay que dirimir es si 茅sta es pasajera, si constituye una fase para recuperar fuerza o si por el contrario est谩 anunciando la decadencia del sistema mismo.

驴Una desglobalizaci贸n favorable para el desarrollo interno de los pa铆ses?
En todo caso, esta desglobalizaci贸n, de la que ya puede haber ciertas evidencias, 驴puede contribuir al desarrollo interno de pa铆ses hasta ahora en exceso dependientes de otros?, 驴se puede arreglar esta a veces criticada por injusta divisi贸n internacional del trabajo que ha surgido de la globalizaci贸n o se ha hecho cr贸nica por su culpa? Para Crespo, el desarrollo propio ya no sirve, porque la globalizaci贸n hace dependiente a todo el mundo de todo el mundo. Si los pa铆ses emergentes necesitan capital, los desarrollados tienen necesidad de colocar su exceso de liquidez. Se ha construido un sistema, en su opini贸n, en el que todo el mundo se aprovecha de todo el mundo. Espa帽a misma, seg煤n explica, ha vivido este proceso de desarrollo: Espa帽a tambi茅n fue un pa铆s emergente que se abri贸 al exterior, atrajo inversiones y despu茅s sufri贸 deslocalizaciones para sustituir esas industrias por un sector servicios muy desarrollado, aunque, a帽adimos nosotros, nunca de manera suficiente, a tenor de las altas tasas de paro que ha soportado la econom铆a dom茅stica.
Al Cono Sur se le conden贸 a una inclusi贸n subordinada y dependiente del norte
Pero Berr贸n considera que la globalizaci贸n no redund贸 en el desarrollo de las econom铆as latinoamericanas. La industria que lleg贸 al 谩rea no perme贸, no gener贸 cadenas productivas. Al Cono Sur se le conden贸 a una inclusi贸n subordinada y dependiente del norte. Su inserci贸n internacional s贸lo fue en calidad de proveedor de materias primas o bienes de poco valor a帽adido. Aunque, a continuaci贸n, las estrategias de desarrollo interno que pusieron en marcha los gobiernos de progreso fueron ineficaces en su implementaci贸n, en su dise帽o o porque el entorno global impidi贸 su 茅xito. Por eso, Berr贸n no conf铆a en el 茅xito de las estrategias renacionalizadoras. Sobre todo porque es posible que la ola desglobalizadora no dure lo suficiente como para que los pa铆ses de la periferia global desarrollen estrategias propias. Y si se prolonga en el tiempo, anticipa grandes movimientos en las placas tect贸nicas del sistema y procesos de transformaci贸n que no van a ser nada suaves. Al final, todos se rearmar铆an para una nueva realidad, aunque costar谩 a帽os, puesto que la globalizaci贸n ha desmantelado modelos de desarrollo aut贸nomo y de desarrollo regional. 聯Si Donald Trump se consolida como un l铆der nacionalista y hace todo lo que dice, el mundo puede ser otro聰, resume Berr贸n.

驴Una nueva ola antiglobalizaci贸n progresista?
En el norte, o quiz谩s a nivel global, ha habido un repliegue de la antiglobalizaci贸n progresista, pese a su peque帽a reactivaci贸n contra el TTIP o el CETA, pero Gonzalo Berr贸n anticipa un nueva oleada, que debe ser contra Trump y contra la globalizaci贸n neoliberal como sistema, no contra sus manifestaciones concretas en forma de tratados de libre comercio. Esto 煤ltimo, opina, es insuficiente. As铆, comienzan a apostar por medidas para desprivatizar la democracia y que sea lo p煤blico, el Estado, el que financie los comicios y las campa帽as electorales y no el mercado para que magnates como Trump no partan con ventaja; tambi茅n han emprendido una pelea en la ONU por la imposici贸n de obligaciones a las transnacionales, y as铆, reequilibrar las desigualdades generadas por la globalizaci贸n; adem谩s, apuestan por un cuestionamiento severo de la propiedad intelectual y las patentes sobre las que se han construido grandes imperios mercantilizando la vida; tambi茅n, por la recuperaci贸n del acceso a la naturaleza como un bien com煤n ahora en manos de compa帽铆as ligadas a la industria alimentaria y a la explotaci贸n de los recursos mineros. Con estas reivindicaciones pretende el movimiento antiglobalizaci贸n de izquierdas capitalizar la revuelta global. 驴Llega tarde? No lo sabemos pero, como afirma Jorge Fonseca, lo que se dirime ahora en el mundo es si se apuesta por la humanidad o por la depredaci贸n salvaje: 聯Una globalizaci贸n humanizada debe poner el objetivo en favorecer a las personas, con un modelo econ贸mico socialmente justo y ecosostenible. En realidad ni siquiera debemos hablar de globalizaci贸n, que es una categor铆a desprestigiada. Vayamos a una sociedad mundial humanizada聰.

Autor: Cristina Vallejo
Cristina Vallejo, periodista especializada en finanzas y soci贸loga.
Fuente: http://ctxt.es/es/20170118/Politica/10625/globalizaci%C3%B3n-Seattle-Zapata-Trump-portoalegre-nafta.htm

Fuente: Centro de Documentaci髇 Mapuche, 製ke Mapu

 Campa帽as

2019-09-24

Coordinadora Willi Lafken Weichan

Encuentro en Quemchi Chilo茅

S茅ptimo encuentro en Quemchi (Chilo茅): Coordinadora de Comunidades reafirma procesos por la defensa y reconstituci贸n de territorios en la Willi Lafken Mapu. Voces de participantes, de La Revuelta de Chilo茅 y Radio Minga, donde intervienen: Lonko Clementina Lepio, Lonko Christian Chiguay, Alex Mansilla, Enia Esparza Paillalebe, Ignacio Chiguay, Gianina Carozzi, H茅ctor White Millao, Tamara Vidal Caicheo, Pamela Zu帽iga Ne煤n y un resumen al final de intervenciones durante el encuentro realizado por comunicaciones de la Coordinadora Willi Lafken Weichan. Audio y Nota. Escuchar audio
Lea más...

2019-09-27

驴Otro montaje judicial?

El caso de Alberto Curamil:

El Lonko enfrentar谩 en mayo pr贸ximo un juicio oral por participar en un asalto a la caja de compensaci贸n "Los H茅roes" en la ciudad de Galvarino. Sin embargo, testigos desmienten que 茅l y 脕lvaro Millal茅n, el otro detenido en el caso, hayan estado ese d铆a en la localidad de la provincia de Caut铆n, Regi贸n de La Araucan铆a.
Lea más...

2020-01-05

Software desarrollado para apoyar la ense帽anza del Mapudungun

Aqu铆 plasmamos voces de ni帽os, de adultos y ancianos, voces de aves, de 谩rboles y de vertientes, para seguir aprendiendo con dignidad y horizontalidad, conscientes de su origen y proyect谩ndose a dialogar con el mundo, pues las lenguas tienen que ocupar los espacios de la comunicaci贸n y del aprendizaje.
Descarga Mapudungun Mew
Lea más...

2020-01-05

Basta de violencia

En Chile los gobiernos post dictadura militar, han aplicado la Ley antiterrorista N掳 18.314, exclusivamente contra representantes y activistas mapuche. Esta normativa fue adoptada por la dictadura militar para atacar a sus enemigos internos, con el fin de vulnerar los derechos juridicos de los imputados. Esta norma ha sido objeto de cr铆tica de parte de los 贸rganos de protecci贸n de los Derechos Humanos y la Corte Interamericana de Derechos Humanos quien ha considerado su aplicaci贸n con los Mapuche contrario a un Estado de Derecho.
Lea más...

2020-01-06

Progreso occidental

Lea más...

2020-01-14

驴Qu茅 nos leg贸 Occidente en su intento de globalizaci贸n colonizadora?

La recargada colonialidad permanente en Am茅rica Latina

La condici贸n de colonialidad no s贸lo configura en el colonizado la idealizaci贸n 聯natural聰 del color, sentir, hacer y pensar del colonizador, sino que instala dispositivos nefastos en las estructuras psicol贸gicas m谩s profundas del primero que irremediablemente lo convierten en un ser creyente que diviniza al segundo. Por tanto, para 茅l o la colonizada, las condiciones de subordinaci贸n/despojo no s贸lo son vistas como 聯realidades normales聰, sino que son asumidas con gratitud como una 聯benevolencia聰 del colonizador. Quiz谩s por ello, no es com煤n preguntarse sobre la benignidad del hist贸rico legado colonial permanente que comenz贸 hace 524 a帽os, en Abya Yala.
Lea más...

2020-01-30

Historia, colonialismo y resistencia desde el pa铆s Mapuche

Ta i帽 fijke xipa rakizuameluw眉n.

Acceso libre al libro Ta i帽 fijke xipa rakizuameluw眉n: Historia, colonialismo y resistencia desde el pa铆s Mapuche. Temuco: Ediciones Comunidad de Historia Mapuche, 2012. Descarga
Lea más...

2020-02-01

Centro de Documentaci贸n Mapuche 脩uke Mapu

Libros hist贸ricos para estudio, consulta sobre el pueblo Mapuche (descarga en formato PDF)

Libros hist贸ricos para estudio, consulta sobre el pueblo. Nota: Estos documentos pertenece al patrimonio cultural comun, por lo que puede ser utilizado y reproducidos libremente. Libros hist贸ricos para estudio, consulta sobre el pueblo Mapuche (descarga en formato PDF)
Lea más...

2020-02-02

Publicaci贸n sobre la cultura, sociedad y pol铆tica de los pueblos originarios.

El peri贸dico Pukara

El Peri贸dico Pukara quiere ser un baluarte en el lucha de ideas, en el combate de principios, en la guerra conceptual, de an谩lisis, de informaci贸n e investigaci贸n que libran los pueblos ind铆genas contra el ocupante colonialista. El peri贸dico Pukara es una publicaci贸n mensual sobre la cultura, sociedad y pol铆tica de los pueblos originarios. Periodico Pukara
Lea más...

2020-02-02

La convocatoria se encuentra abierta todo el a帽o.

Corpus revista de divulgaci贸n, an谩lisis sobre la historia o etnograf铆a de los pueblos originarios

Corpus es una revista de divulgaci贸n, an谩lisis y cr铆tica de fuentes in茅ditas o desconocidas sobre la historia o etnograf铆a de los pueblos originarios y campesinos, y de discusi贸n en torno a raza, etnicidad y otras formas de alteridad social y pol铆tica en el continente americano.
La convocatoria se encuentra abierta todo el a帽o para publicar, compartir y desclasificar los materiales o fuentes de informaci贸n.
Lea más...

2020-02-02

Manual completo en formato PDF para consulta o descarga :

Manual para defender los derechos de los pueblos ind铆genas

El objetivo de este manual es contribuir, con un instrumento pr谩ctico, a la labor que realizan personas, pueblos ind铆genas y organizaciones dedicadas a proteger y gestionar a favor de los derechos de los pueblos ind铆genas.
Lea más...

2020-02-02

ONU Foro permanente de los pueblos indigenas

Lea más...

2020-02-03

La expansi贸n de la cultura occidental y la subordinaci贸n de la mujer

La conmovedora historia de la mujer objeto occidental

El uso del cuerpo de la mujer en publicidad es violencia simb贸lica, muy evidente y perceptible. La subordinaci贸n sexual de la mujer en la promoci贸n de ventas es un elemento clave en las campa帽as de marketing que la exponen como mercanc铆a, y objeto sexual. A la mujer occidental en los spots comerciales se le presenta sin cualidades y habilidades intelectuales y se le reduce en un objeto de satisfacci贸n de necesidad biol贸gica del hombre occidental. Mire el video:
Lea más...

2020-02-13

Programa Radial Mapuche

Wixage Anai espacio para la expresion Mapuce

Pe帽i, lamgen es importante que usted pueda sumar su apoyo a esta labor de comunicaci贸n que hace 21 a帽os se realiza, asistiendo a los encuentros que convocamos u otras iniciativas. Correo electr贸nico: wixageanai.radio@gmail.com Telefono: 92246211
escuchar aqu铆:
Lea más...

2020-02-25

Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales, CLACSO

Colecci贸n Antolog铆as del Pensamiento Social Latinoamericano y Caribe帽o

Lea más...

2020-02-25

Organizaci贸n de las Naciones Unidas para la Educaci贸n, la Ciencia y la Cultura (UNESCO)

El Correo de la UNESCO

Disponible en l铆nea desde marzo de 2006, El Correo se adapta a las necesidades de sus lectores diseminados por el mundo entero: su publicaci贸n electr贸nica en formato PDF, en las seis lenguas oficiales de la Organizaci贸n (谩rabe, chino, espa帽ol, franc茅s, ingl茅s y ruso), as铆 como en esperanto y en portugu茅s, va acompa帽ada de una edici贸n impresa con un n煤mero de ejemplares reducido. Descarga los 煤ltimos n煤meros -->
Lea más...

2020-02-26

Russell Means

Por qu茅 no soy ni capitalista, ni marxista

聯La 煤nica forma posible de comenzar un discurso de este tipo es afirmar que detesto escribir. El proceso en s铆 mismo representa el concepto europeo de pensamiento 聯leg铆timo聰. Lo que est谩 escrito tiene una importancia que se le niega a lo hablado. Mi cultura, la cultura Lakota, cuenta con una tradici贸n oral, por lo que normalmente rechazo imposici贸n de una abstracci贸n sobre la relaci贸n oral de un pueblo.la escritura. Es uno de los caminos del mundo blanco para la destrucci贸n de las culturas de los pueblos no europeos, la
Lea más...

2020-10-13

El 12 de octubre, Latinoam茅rica se viste de ind铆gena (con orgullo)

Son muchos los pa铆ses sudamericanos que han cambiado el nombre y el motivo de la festividad del conocido como D铆a de la Raza para olvidar la colonizaci贸n y conmemorar a los ca铆dos ind铆genas.
Lea más...

La Realidad Mapuche en Youtube


Benetton y los mapuche


¿Qué es la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas?


Aprenda Mapunzugun, el idioma Mapuche, via Internet: comprenda el contexto sociocultural- linguístico e interétnico del Pueblo Mapuche.