Centro de Documentación Mapuche Documentation Center
  Portada | Nosotros | Enlaces |   translate
 

Secciones

Noticias
Antecedentes
Comunidades
Campa√ɬĪas
Indoamérica
Cultura
Libros Ñuke Mapu
Documentos de Trabajo
Sobre
Opinión
Biblioteca


Archivos

Archivo 1997-2009


2010-05-07 | Antecedentes | Mapuche

La lucha de los pueblos originarios chilenos contra el cambio climático

Por Cristina Espinoza /
Pachamama, Mapu, Henua loki o Laq√ʬĬôa. Cualquiera sea el nombre con que los ind√ɬ≠genas han denominado a la Tierra, hoy aseguran que est√ɬ° sufriendo por culpa del √ʬĬúdesarrollo√ʬĬĚ. Los descendientes de los primeros habitantes del territorio abogan por un cambio que involucre a las comunidades y tambi√ɬ©n a las empresas, y ruegan terminar con la venta de bonos de carbono.




Cecilia Flores, presidenta del Consejo Nacional Aymara de Mallkus y T√ʬĬôallas, que re√ɬļne a 90 agrupaciones de la etnia desde la Regi√ɬ≥n de Atacama a la Metropolitana, dice que la variabilidad clim√ɬ°ticas les impide plantar adecuadamente la quinoa.
Para enfrentar el cambio clim√ɬ°tico, a fines de 2008 la Comisi√ɬ≥n Nacional de Medio Ambiente (Conama) lanz√ɬ≥ un plan de acci√ɬ≥n con el que se enfrentar√ɬ≠a el fen√ɬ≥meno en Chile, se√ɬĪalando f√ɬ≥rmulas de adaptaci√ɬ≥n y mitigaci√ɬ≥n. Si bien el plan se bas√ɬ≥ en la discusi√ɬ≥n con distintos sectores, representantes de comunidades ind√ɬ≠genas del pa√ɬ≠s (ocho etnias seg√ɬļn el √ɬļltimo censo) sostienen que a ellos jam√ɬ°s se les consult√ɬ≥. Y ya est√ɬ°n sufriendo los impactos.

√ʬĬúEn el pueblo nos guiamos por un calendario solar, por todo lo que tiene que ver con la naturaleza en si y al haber tanto cambio, afecta las cosechas. Antes dec√ɬ≠amos, en esta fecha llueve, esta es √ɬ©poca de siembra, de cosecha, pero ahora no llueve o llueve en tiempos que no sol√ɬ≠a hacerlo, hay un desajuste de lo que antes era un ritual√ʬĬĚ, cuenta Cecilia Flores, presidenta del Consejo Nacional Aymara de Mallkus y T√ʬĬôallas, que reune a 90 agrupaciones de la etnia desde la Regi√ɬ≥n de Atacama a la Metropolitana.

Hoy, la variabilidad climática les impide normalizar la producción de quinoa, su alimento base. Muchos ya no se atreven a sembrar y teniendo varias hectáreas de terreno cultivable, dependen de la producción boliviana.

Flores explica que la comunidad est√ɬ° preocupada y ya se han organizado para buscar soluciones que, al menos, mitiguen la falta de agua. Tienen un proyecto que quieren presentar a la Comisi√ɬ≥n Nacional de Riego (CNR), para conseguir camiones aljibe. √ʬĬúSi no hay agua pierdes la cosecha, las comunidades trabajan en eso y obviamente, se desaniman. Si llueve perfecto, si no llueve tendremos los aljibe√ʬĬĚ, enfatiza la dirigente.

Una situaci√ɬ≥n similar es la que describen las comunidades atacame√ɬĪas. Julio Ramos, presidente del Consejo de Pueblos Atacame√ɬĪos de Lickanantay, sostiene que si bien est√ɬ°n acostumbrados a las condiciones del desierto, la sequ√ɬ≠a que los ha afectado los √ɬļltimos a√ɬĪos, es una amenaza. Y en el sur, seg√ɬļn Francisco Vera Millaqu√ɬ©n, vocero o werk√ɬ©n de la comunidad Mapuche Huilliche √ʬĬúPepiuk√ɬęlen√ʬĬĚ, las lluvias no abandonaron la provincia de Chacao en todo el verano. √ʬĬúNosotros como comunidad hemos podido constatar una alteraci√ɬ≥n del ecosistema. Reci√ɬ©n en abril empez√ɬ≥ a haber un poco de sol, pero no el calor que hab√ɬ≠a antes en verano, eso afecta la ganader√ɬ≠a que tenemos. Vemos que lamentablemente se est√ɬ° haciendo cada a√ɬĪo m√ɬ°s cr√ɬ≠tico para los que vivimos en el campo, tenemos poco acceso a las fuentes a las que s√ɬ≠ tienen acceso las grandes empresas√ʬĬĚ, dice.

Consultas y cumbres

Los representantes de las tres comunidades m√ɬ°s numerosas del pa√ɬ≠s (juntas suman 673.865 personas, seg√ɬļn el censo 2002), aseguran que est√ɬ°n conscientes de que se trata de un problema global que, si bien, no puede ser revertido, es posible mitigar. Pero no conf√ɬ≠an en que sean los Estados y los privados los √ɬļnicos que definan qu√ɬ© hacer.

√ʬĬúNo podemos quedarnos de brazos cruzados, esperando que el Estado se haga cargo de esta problem√ɬ°tica. El Estado chileno est√ɬ° mentalizado que la √ɬļnica forma para conseguir el desarrollo de un territorio y para el pa√ɬ≠s es explotando los recursos, nosotros los ind√ɬ≠genas estamos asumiendo la responsabilidad que nos corresponde, que es cuidar nuestra tierra, velar por nuestro futuro. Pensamos que se puede conseguir desarrollo de manera m√ɬ°s justa√ʬĬĚ, asegura Ramos.

√ʬĬúSe habla de un cambio clim√ɬ°tico, pero no de sus causas, se tiende a distorsionar lo que est√ɬ° ocurriendo. El cambio clim√ɬ°tico se est√ɬ° produciendo justamente por este modelo (econ√ɬ≥mico) en todo el globo√ʬĬĚ, sostiene Vera. El werk√ɬ©n alega que como comunidad ind√ɬ≠gena jam√ɬ°s fueron consultados sobre las medidas que se pretend√ɬ≠an tomar para enfrentar el cambio clim√ɬ°tico, √ʬĬúacciones que te√ɬ≥ricamente ha estado tomando Conama, porque en realidad es muy poco lo que se ha hecho por parte de los organismos que protegen el medio ambiente√ʬĬĚ, sostiene.

Han generado pol√ɬ≠ticas de protecci√ɬ≥n √ʬĬúpreparadas entre cuatro paredes√ʬĬĚ, reclama.

Ramos sostiene que para generar pol√ɬ≠ticas efectivas es necesario que la sociedad se detenga un instante y empiece a pensar en el futuro con responsabilidad. √ʬĬúHay una especie de arrogancia: √ʬĬėyo tengo dinero, por lo tanto puedo pagar lo que consumo, tengo una llave abierta las 24 horas del d√ɬ≠a si puedo pagar por eso, gasto energ√ɬ≠a porque puedo pagar y despilfarrar esa energ√ɬ≠a√ʬĬô, es tiempo de pensar que esa agua que se est√ɬ° perdiendo en alg√ɬļn punto a alguien le est√ɬ° haciendo falta, esa energ√ɬ≠a que estoy mal usando a alguien le est√ɬ° costando producirla, en t√ɬ©rminos de contaminaci√ɬ≥n, de agotamiento de recursos, a mi me parece una extraordinaria iniciativa la que se llev√ɬ≥ a cabo en Bolivia√ʬĬĚ, agrega el dirigente refiri√ɬ©ndose a la Cumbre Mundial de los Pueblos que se desarroll√ɬ≥ en abril.

Vera estuvo all√ɬ≠, viaj√ɬ≥ por cerca de 50 horas en bus desde Pargua y pudo unirse a las mesas de trabajo con representantes de pueblos de varios pa√ɬ≠ses del mundo. A√ɬļn hoy est√ɬ° en contacto con ellos para completar la elaboraci√ɬ≥n del documento que ser√ɬ° presentado en la COP-16 (Conferencia Mundial de la ONU sobre el Cambio Clim√ɬ°tico) que se desarrollar√ɬ° en diciembre, en M√ɬ©xico. √ʬĬúTenemos que fortalecer la declaraci√ɬ≥n, porque en algunos puntos estamos bajo las expectativas que ten√ɬ≠amos las comunidades que estuvimos ah√ɬ≠√ʬĬĚ, dice.

La petici√ɬ≥n de las comunidades refleja lo que ya hab√ɬ≠a solicitado el Presidente boliviano Evo Morales el a√ɬĪo pasado en Copenhague, defendiendo la disminuci√ɬ≥n de emisiones de carbono y la producci√ɬ≥n amigable con el medio ambiente. Adem√ɬ°s se hace un reconocimiento a los Derechos de la Madre Tierra.

√ʬĬúTenemos que unirnos todos para que entiendan que el maltrato que est√ɬ° sufriendo la Madre Tierra es un da√ɬĪo que nos hacemos nosotros mismos. La Tierra no nos pertenece, sino que somos parte de la Tierra, todo el da√ɬĪo que se est√ɬ© causando, al final es un da√ɬĪo que nosotros nos hacemos, porque no vamos a recibir de la Madre Tierra lo que vamos a necesitar√ʬĬĚ, sostiene Flores, que particip√ɬ≥ en la II Cumbre Latinoamericana Cambio Clim√ɬ°tico e Impacto en los Pueblos Ind√ɬ≠genas, realizada en enero, en Lima, y cuya declaraci√ɬ≥n tambi√ɬ©n ser√ɬ° presentada en Canc√ɬļn.

√ʬĬúAymaras, punas, quechuas, de todos los pueblos ind√ɬ≠genas de la Yala (Am√ɬ©rica), de alguna u otra manera vemos esto con mucha preocupaci√ɬ≥n. Grandes potencias no dan pie atr√ɬ°s en bajar las emisiones, para nosotros es como una bomba que de repente va a estallar porque no da para m√ɬ°s, es muy peligroso lo que estamos viviendo y se ha notado con todas estas cat√ɬ°strofes√ʬĬĚ, asegura Flores.

√ā¬ŅMitigaci√ɬ≥n?

√ʬĬúNo es s√ɬ≥lo un tema de fondos√ʬĬĚ, sostiene Cecilia Flores, comentando el fondo para ayudar a la adaptaci√ɬ≥n y mitigaci√ɬ≥n para naciones pobres, acordado en Copenhague, si no que se requiere √ʬĬėeducaci√ɬ≥n social√ʬĬô. √ʬĬúQue todos los hermanos que vivimos en la Tierra comprendamos que tenemos que presionar para que siga existiendo, porque el mal llamado desarrollo es lo que est√ɬ° a fin de cuentas causando esto√ʬĬĚ, dice.

√ʬĬúEs como el buen vivir, ni de ambici√ɬ≥n ni tanto progreso econ√ɬ≥mico, sino un desarrollo sustentable, una vida m√ɬ°s comunitaria, que no signifique tanta competencia. Esto de las grandes potencias que compiten no mide consecuencias√ʬĬĚ.

POCA COORDINACI√ɬďN

Francisca Rodríguez, presidenta de la Asociación Nacional de Mujeres Rurales e Indígenas (Anamuri), estuvo en la Cumbre de los Pueblos y critica la poca coordinación entre las comunidades chilenas.

√ʬĬúLa delegaci√ɬ≥n m√ɬ°s peque√ɬĪa era la de Chile y se incorpor√ɬ≥ corriendo, porque no hay un proceso de discusi√ɬ≥n profundo a√ɬļn cuando hay una alianza clim√ɬ°tica que ha ido abordando el tema con propuestas concretas a la Conama. Tenemos una arrogancia muy grande, y pareciera que no podemos permitir, que como el resto de los pa√ɬ≠ses, enfrentamos problemas serios frente al cambio clim√ɬ°tico√ʬĬĚ, dice.

NO A LOS BONOS DE CARBONO

A partir de la promulgación del Protocolo de Kioto (1997) comenzó a funcionar el mercado de bonos de carbono en el mundo, que permite pagar entre 10 y 20 dólares por tonelada a las empresas que certifican que no están contaminando.

Si una empresa en cualquier parte del mundo cambia su forma de producción por una menos contaminante y puede demostrar que ha bajado su nivel de emisión de gases de efecto invernadero, puede vender esa reducción a empresas o países que queriendo contaminar menos (al menos en teoría), no pueden hacerlo.

La idea tiene su lado verde, pero a la vez es muy lucrativa, sin embargo, eso no es lo que molesta a las comunidades nativas, si no que quienes tienen dinero puedan seguir emitiendo gases contaminantes, sólo porque puede pagar a alguien más para que no lo haga, impidiendo que la reducción sea realmente efectiva.

√ʬĬúEs una hipocres√ɬ≠a. En el fondo es un negocio, yo tengo plata, yo puedo hacer lo que quiera con ella. Es una cuesti√ɬ≥n de conciencia que no ha sido asumida por los estados ricos. Los bonos de carbono les permiten contaminar m√ɬ°s√ʬĬĚ, sostiene Vera.

√ʬĬúComo pueblos ind√ɬ≠genas creemos que no es la soluci√ɬ≥n. Son como soluciones parche que no tienen ning√ɬļn sentido en el fondo, porque los gobiernos debiesen comprometerse y cumplir con bajar emisiones se hab√ɬ≠a acordado√ʬĬĚ, enfatiza Flores.

ISLA DE PASCUA EVITA OTRO COLAPSO AMBIENTAL

La tradici√ɬ≥n oral cuenta que hace cerca de mil a√ɬĪos un grupo de migrantes, liderado por Hotu Matu√ʬĬôa lleg√ɬ≥ a la isla provenientes del sudeste asi√ɬ°tico. All√ɬ≠ se instalaron y desarrollaron una nueva sociedad. Sin embargo, la natural expansi√ɬ≥n pronto produjo un deterioro ambiental que colaps√ɬ≥ el bosque, impidi√ɬ≥ la construcci√ɬ≥n de moais e imposibilit√ɬ≥ la huida de la isla por la falta de canoas, cuenta el arque√ɬ≥logo Jos√ɬ© Miguel Ram√ɬ≠rez, director del Centro de Estudios de Isla de Pascua de la Universidad de Valpara√ɬ≠so. Los pascuenses debieron reinventar su cultura para sobrevivir en el aislamiento.

Tras un dif√ɬ≠cil y lento reacomodo ambiental, hoy los isle√ɬĪos son amenazados, pero por los impactos del cambio clim√ɬ°tico. Las proyecciones indican que de producirse el aumento en el nivel del mar las islas ser√ɬ≠an las primeras en sufrir.

Ana Mar√ɬ≠a Guti√ɬ©rrez, de la Secretar√ɬ≠a de Planificaci√ɬ≥n de la municipalidad, se√ɬĪala que los impactos ya son notorios. √ʬĬúLa gente percibe que hay un cambio clim√ɬ°tico brusco, se han producido r√ɬ°fagas de viento considerables, que el a√ɬĪo pasado arrasaron postes, techos de casas, que no pasaban hace 30 √ɬ≥ 40 a√ɬĪos o que eran muy espor√ɬ°dicas, los buzos han constatado que el mar tiene otra temperatura√ʬĬĚ, cuenta.

Si bien reconocen que están atrasados, el municipio presentó su plan estratégico para enfrentar el problema, que incluye educación y capacitación de la población. La idea es convertir a la isla en un ejemplo internacional de buenas prácticas, políticas ambientales y sustentabilidad.

Fuente: La Nación

 Campa√Īas

2025-02-02

Publicación sobre la cultura, sociedad y política de los pueblos originarios.

El periódico Pukara

El Periódico Pukara quiere ser un baluarte en el lucha de ideas, en el combate de principios, en la guerra conceptual, de análisis, de información e investigación que libran los pueblos indígenas contra el ocupante colonialista. El periódico Pukara es una publicación mensual sobre la cultura, sociedad y política de los pueblos originarios. Periodico Pukara
Lea más...

2026-06-15

√ɬĎuke Mapu

Facebook Centro de Documentaci√ɬ≥n Mapuche √ɬĎuke Mapu

En nuestro Facebook Centro de Documentaci√ɬ≥n Mapuche, √ɬĎuke Mapu puede encontrar toda la actualidad noticiosa, art√ɬ≠culos, videos, fotos, actividad, enlaces y el m√ɬ°s completo archivo de noticias. Facebook Centro de Documentaci√ɬ≥n Mapuche, √ɬĎuke Mapu:
Lea más...

La Realidad Mapuche en Youtube


Benetton y los mapuche


¿Qué es la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas?


Aprenda Mapunzugun, el idioma Mapuche, via Internet: comprenda el contexto sociocultural- linguístico e interétnico del Pueblo Mapuche.