Centro de Documentación Mapuche Documentation Center
  Portada | Nosotros | Enlaces | Buscar   translate
 

Secciones

Noticias
Antecedentes
Comunidades
Campa√Īas
Indoamérica
Cultura
Libros Ñuke Mapu
Documentos de Trabajo
Sobre
Opinión
Biblioteca


Archivos

Archivo 1997-2009

2014-08-06 | Antecedentes | Indoamericano

Dec√°logo Robin Hood:

Diez cosas que puedes hacer para reducir el abismo entre ricos y pobres

Si no perteneces al llamado 1% probablemente pienses que resulta escandaloso que millones de familias no puedan calentar sus casas el pr√≥ximo invierno mientras un pu√Īado de privilegiados aumenta sus fortunas al calor de la legitimidad que confiere la ley de la oferta y la demanda.


Foto: Publico
¬ďEl gobierno civil, en la medida en que es instituido en aras de la seguridad de la propiedad, es en realidad instituido para defender a los ricos frente a los pobres o a los que tienen alguna propiedad contra los que no tienen ninguna¬Ē. Adam Smith

Durante buena parte del siglo XX se instauraron en las democracias occidentales los impuestos progresivos en un intento de evitar la acumulaci√≥n de recursos en manos de los m√°s pudientes. Sin embargo, a partir de los a√Īos 80 la pol√≠tica empieza a dimitir en la redistribuci√≥n de la riqueza y la ideolog√≠a liberal va calando en su discurso. El efecto retardado de aquella primera -casi inocente, a toro pasado- ¬ďrevoluci√≥n de los ricos¬Ē que propiciaron Reagan y Thatcher se est√° viendo hoy: el abismo entre los m√°s ricos y los despose√≠dos no deja de ensancharse. El √≠ndice Gini ¬Ėel mejor medidor de la desigualdad- empez√≥ a aumentar en Espa√Īa en 2007, tras d√©cadas de descenso, y lo hace a costa de la clase media, en trance de desaparecer, como ya sucede en Estados Unidos, y otros pa√≠ses de Europa.
Pero la v√≠a pol√≠tica no es la √ļnica disponible para redistribuir la renta. Existe tambi√©n la v√≠a revolucionaria, pero como somos ap√≥stoles de la no violencia vamos a explorar una tercera v√≠a: el consumo. A continuaci√≥n, diez cosas que puedes empezar a hacer hoy mismo para reducir la brecha entre pobres y ricos.

1. Utiliza alternativas a la banca tradicional
Los bancos volvieron a registrar beneficios r√©cord en la primera mitad de 2013, mientras se han volatilizado 37.000 de los 52.000 millones de euros de dinero p√ļblico inyectado para evitar la quiebra de Bankia, Catalunya Banc y NovaGalicia, entre otros. El sueldo medio del trabajador de la banca duplica a la media de los empleados espa√Īoles y alcanza niveles de v√©rtigo entre sus altos directivos: los prebostes del Santander o del BBVA se embolsan en torno a 3 millones de euros anuales, entre 50 y 70 veces el sueldo medio de sus trabajadores (o entre 100 y 140 veces el de los empleados espa√Īoles).
Afortunadamente, hay alternativas. La m√°s evidente ¬Ėsi a√ļn no est√°s enganchado a una hipoteca- es confiar tus ahorros a la banca √©tica, de Triodos Bank a la cooperativa Coop57. En Triodos (788 empleados) presumen de que el salario m√°s alto es ¬ďs√≥lo¬Ē 9,4 veces m√°s grande que el m√°s bajo [informe anual .pdf]. ¬ŅDemasiado? Hay otras opciones:
El crowdfunding, que surgi√≥ en Internet para financiar emprendimientos empresariales y art√≠sticos, est√° evolucionando hacia el pr√©stamo entre particulares, el llamado ¬ďpr√©stamo P2P¬Ē. Por ejemplo, Comunitae (¬ďno somos un banco, ni falta que nos hace¬Ē) ha prestado casi tres millones de euros entre particulares desde el inicio de sus operaciones hace tres a√Īos. El referente mundial es el brit√°nico Zopa, que lleva prestados m√°s de 500 millones de euros desde 2005.
Quienes piensan que estas iniciativas son un picotazo en la piel de un elefante deber√≠an replantear su postura: un informe del BBVA elaborado en Estados Unidos en 2012 concluye que los pr√©stamos P2P son una ¬ďtecnolog√≠a disruptiva¬Ē a la que los bancos deber√≠an prestar mucha atenci√≥n: ¬ďEn el momento que las plataformas de crowdfunding resulten atractivas para la masa de consumidores resultar√° demasiado tarde para los bancos ponerse al d√≠a con esta nueva tendencia. Y existe un riesgo real de que los bancos dejen de ser la primera opci√≥n para pr√©stamos personales y de peque√Īos negocios¬Ē.
Hay m√°s formas de horadar los amplios m√°rgenes de los bancos: ¬ďHace poco fui a Estados Unidos y en lugar de cambiar euros por d√≥lares en el banco, que es lo que hubiera hecho hace unos a√Īos, los ingres√© en TransferWise, los recibi√≥ un amigo en su cuenta de EEUU, y me ahorr√© 60 d√≥lares en una transacci√≥n de 400 d√≥lares¬Ē, me cuenta Albert Ca√Īigueral, responsable de Consumo Colaborativo y consultor de la econom√≠a P2P.

2. Piensa global, consume local
Uno de los principios rectores de las multinacionales durante el actual per√≠odo de globalizaci√≥n econ√≥mica ha sido el c√©lebre ¬ďpiensa global, act√ļa local¬Ē. Esta filosof√≠a permite, por ejemplo, crear una marca transnacional en Cupertino y fabricar sus productos con mano de obra semiesclava en China. Los gigantescos m√°rgenes originados en semejante operaci√≥n redundan en los accionistas y capitostes de la multinacional ¬ĖApple, en este caso- abriendo brecha con las v√≠ctimas del rampante desempleo en EEUU.
Cuando compras una pala para el jard√≠n en el chino del barrio (antiguamente Todo a 100) no s√≥lo est√°s ahorrando cinco euros respecto a si compras su equivalente de fabricaci√≥n en la ferreter√≠a, tambi√©n estamos deslocalizando un empleo (o su parte al√≠cuota) desde Guipuzcoa ¬Ėsede de Bellota, el campe√≥n nacional- a una ignota factor√≠a en China. ¬ď¬ŅQu√© m√°s da?¬Ē, se preguntar√° el consumidor, ¬ďsi conozco lo mismo al obrero vasco o al chino que lo produce¬Ē. Es cierto, pero el salario del vasco acabar√° circulando por en la econom√≠a espa√Īola. Y la pala te durar√° mucho m√°s.
Para afianzar el consumo local en los √ļltimos a√Īos han surgido decenas de monedas locales, ajenas a cualquier tipo de control pol√≠tico, que s√≥lo tienen valor en sus respectivas localidades. El ¬ďexpronceda¬Ē, en Almendralejo, o el ¬ďpuma¬Ē, en Sevilla, son algunas de las 70 monedas localescontabilizadas en nuestro pa√≠s que fomentan el consumo y el empleo en las comunidades.

3. Compra directamente al productor
Una patolog√≠a habitual del homo economicus es considerar el precio como el factor determinante (en ocasiones √ļnico) a la hora de consumir, ignorando cualquier consideraci√≥n social o ecol√≥gica. Espa√Īa import√≥ el a√Īo pasado 129.000 toneladas de manzanas, incluyendo 21.000 de un pa√≠s como Chile, a m√°s de 11.000 kil√≥metros de distancia. Eso significa que una manzana chilena trae en su precio un insumo energ√©tico muy superior a su coste en origen. En otras palabras, los 1,5 euros que pagas en Carrefour por un kilo de manzanas chilenas se lo reparten, adem√°s del supermercado, los magnates del petr√≥leo saud√≠es, la naviera propietaria del barco y, en general, la largu√≠sima cadena log√≠stica que lleva la fruta hasta su balda correspondiente.
Gracias Internet hace tiempo que es posible comprar directamente al productor y acortar considerablemente la citada cadena logística. Por ejemplo, Solo Raf, que vende a través de Internet tomates raf cultivados en Almería, reparte aproximadamente el 30% del PVP con el agricultor, unos 2,5 euros de los 8 euros que cuesta un kilo de raf de alta calidad. En una operación similar, el agricultor que vende a El Corte Inglés se queda 1 euro de los 15 que pagará el cliente del supermercado.
La diferencia estriba en que ¬ďnosotros no necesitamos ni c√°maras frigor√≠ficas ni un hub que redistribuya. Nuestro producto llega dos d√≠as m√°s frescos al consumidor a trav√©s de una empresa de mensajer√≠a¬Ē, explica Juan Pablo Seijo, director general de Solo Raf. Sin embargo, al optar por esta v√≠a surge una paradoja: en el camino se destruyen empleos, son las llamadas ¬ďineficiencias del sistema¬Ē, del que se alimentan miles de actores de la cadena. ¬ďAs√≠ es ¬Ėrazona Feijo- la delimitaci√≥n de tareas en una estructura m√°s grande es m√°s difusa, de modo que cuanta m√°s gente tienes en una unidad de negocio, acabas teniendo m√°s recursos inactivos¬Ē.

4. Genera tu propia energ√≠a o, al menos, desench√ļfate del oligopolio
Puede que los bancos espa√Īoles sean poderosos, pero mucho m√°s lo son el pu√Īado compa√Ī√≠as energ√©ticas que llevan luz a tu casa y rellenan de gasolina el dep√≥sito de tu coche: Repsol, Iberdrola, Endesa y Gas Natural se benefician de una de las facturas energ√©ticas m√°s altas de Europa y, en justo pago por los servicios prestados, fichan como consejeros a altos cargos de la pol√≠tica, incluendo expresidentes del Gobierno como Felipe Gonz√°lez (Gas Natural, a raz√≥n de 126.000 euros anuales), o Jos√© Mar√≠a Aznar (Endesa, unos 200.000 euros).
Ante el imparable avance de la autogeneraci√≥n, el oligopolio que denunci√≥ Jordi √Čvole se defiende como gato panza arriba, haciendo lobby para lograr lo impensable: privatizar el sol. Pero a pesar de las zancadillas a las renovables, proliferan en todo el territorio cooperativas y peque√Īas empresas que generan y comercializan electricidad procedente de fuentes solar y e√≥lica, como Som Energia, Goiener, Zencer o la comercializadora Enerplus. Pero, ojo, no esperes grandes ahorros en tu factura el√©ctrica (aqu√≠ un simulador de tarifas) porque la regulaci√≥n es inquebrantable: ¬ďEsta falsa liberalizaci√≥n del sector supone que si te cambias de compa√Ī√≠a, y da igual a cu√°l, no te ahorres m√°s de 10, 20 euros/a√Īo¬Ē, apuntan desde Som Energia.
Albert Ca√Īigueral, fundador de Consumo Colaborativo, conf√≠a en la capacidad de resiliencia (resistencia al cambio) de las redes energ√©ticas distribuidas. ¬ďActualmente el cuello de botella es el precio del panel solar -explica- pero no hace m√°s que reducirse, al tiempo que surgen iniciativas como laEnerg√≠a de C√≥digo Abierto¬Ē, un intento de fomentar el DIY en la autogeneraci√≥n energ√©tica, el equivalente a lo que ha sido Linux para el software.

5. No compres nada que anuncie un famoso
Podr√≠a ser a√ļn m√°s radical y recomendar, como Michael Pollan, ¬ďno compres nada que veas anunciado¬Ē, pero esta publicaci√≥n (y yo mismo) vive de la publicidad, as√≠ que no tirar√© piedras sobre mi propio tejado. S√≥lo ladrillos: cuando ves un famoso anunciando un producto en la TV puedes estar seguro que una parte del precio que pagues por el mismo ir√° de tu (exigua) cartera a su (copiosa) cuenta corriente. Pocas veces resulta tan evidente la transferencia de recursos de los pobres a los pudientes.
Pongamos un ejemplo pr√°ctico: ¬ŅCu√°nto ganas al mes? ¬ŅMil euros? Eso lo gana Cristiano Ronaldo en media hora. Y sin necesidad de vestirse de corto, s√≥lo con mirarse al espejo de su casa (que lo imaginamos inmenso) por la ma√Īana. Y eso s√≥lo si hablamos de su astron√≥mico sueldo con el Real Madrid, porque estos emolumentos de esc√°ndalo son el chocolate del loro si los comparamos con lo que ingresa por anunciar Armani, Nike o Herbalife¬Ö
Un dato: la estrella del Real Madrid en 1980, Laurrie Cunningahn cobraba el equivalente a 55 sueldos m√≠nimos de la √©poca. Ronaldo va a ganar 17 millones por temporada, es decir 2.207 sueldos m√≠nimos. El poder adquisitivo relativo de una estrella de f√ļtbol se ha multiplicado por 40 en tres d√©cadas. Si eso no es abrir un abismo entre ricos y pobres que venga Stilike y lo vea.

6. No compres: alquila, comparte, pide prestado
Un estudio llevado a cabo entre hogares de EEUU que pose√≠an una taladradora comprob√≥ que el uso medio durante la vida √ļtil del aparato oscilaba entre 6 y 13 minutos. Un coche pasa el 95% de su vida aparcado. Puedes encontrar muchos m√°s ejemplos con echar un vistazo a tu casa. ¬ŅDe verdad era tan imprescindible ese alisador de pelo como pensaste en su d√≠a?, ¬Ņa qu√© esperas para regalar esa Thermomix que te compraste en un obtuso arrebato de teletienditis?
En su cl√°sico ¬ĎVivir mejor con menos¬í (1997), Daniel Wagman y Alicia Arrizabalaga hac√≠an una encendida defensa del ¬ďacceso frente a la propiedad¬Ē, al tiempo que criticaban el patrimonialismo interesadamente promovido por el capitalismo. Cuando fue publicada aquella biblia del downshifting, Internet a√ļn no era la gigantesca malla de interrelaci√≥n social que es hoy, de modo que servicios de compartici√≥n como Blablacar(veh√≠culos), Airbnb (viviendas) o VivirSinEmpleo(bancos de tiempo) eran a√ļn una entelequia.
Blablacar, SocialCar o BlueMoveson algunos de los servicios que permiten compartir coche que pueden hallarse en el directorio de Consumo Colaborativo. El fundador de la p√°gina, Albert Ca√Īigueral, considera que el cambio de la propiedad al usufructo ya se est√° dando y ¬ďlos propios fabricantes son conscientes de que la gente no necesita tener un coche, sino desplazarse, as√≠ que est√°n orientando su estrategia comercial hacia el carpooling [veh√≠culo compartido]¬Ē. ¬ŅEs posible hacer lo propio con otros aparatos? ¬ďOjal√° El Corte Ingl√©s empezara a alquilar y no a vender muchos de sus productos¬Ē, suspira Ca√Īigueral.
Un paso m√°s all√° se sit√ļan las llamadas ¬ďcomunidades intencionales¬Ē, grupos de personas y familias que viven en com√ļn y comparten sus bienes y sus tareas. ¬ďNo son necesariamente ecoaldeas, ni comunas ¬Ėme explica la exploradora de utop√≠as Nati Quir√≥- y, de hecho, en Europa tienen un car√°cter m√°s urbano que rural¬Ē. En estas comunidades ¬ďcompartes gastos, aprendes a vivir con m√°s gente, cuidas a los hijos de la comunidad como si fueran los tuyos¬Ö¬Ē

7. √önete a otros consumidores para lograr tus objetivos
Como reacci√≥n al reciente tarifazo de luz impulsado por el ministro Soria a instancias de Unesa, le OCU ha iniciado la campa√Īa Quiero pagar menos luz, a la que ya se han adherido 200.000 hogares. La idea es utilizar el poder de compra colectivo de ese gran grupo (podemos estar hablando de 200 millones de euros al a√Īo) para negociar una tarifa m√°s econ√≥mica con las el√©ctricas.
Una buena iniciativa, pero incompleta. Como dec√≠a al principio, m√°s all√° de lograr suculentos descuentos el consumidor tiene el poder de transformar el statu quo, en este caso el omnipotente oligopolio energ√©tico que dicta leyes en Espa√Īa. Si de verdad pretendes desenchufarte de una red el√©ctrica derrochadora, cara y contaminante, sigue el punto 4 del dec√°logo: genera tu propia energ√≠a o p√°sate a una cooperativa de energ√≠as limpias.
Hace un par de d√©cadas que venimos escuchando desde la publicidad el mantra ¬ďel cliente es el rey¬Ē. ¬ŅLo somos de verdad? De ser cierto, el consumidor deber√≠a poder asumir el rol de los debilitados sindicatos y utilizar su poder colectivo para lograr objetivos del tipo: 1. Mejorar las condiciones laborales de sus trabajadores -por ejemplo ¬ďCompro en Mercadona porque trata mejor a sus empleados que Carrefour¬Ē (y se lo hago saber a esta √ļltima)-; 2. Castigar las agresiones al medio ambiente y, por qu√© no, 3. Conseguir rebajas en los precios.

8. No inviertas en Bolsa (ni dejes que otros lo hagan con tus ahorros)
La Bolsa es un gigantesco esquema Ponzi que necesita de tus ahorros para seguir creciendo y lucrar a√ļn m√°s a los que est√°n en la c√ļspide. El llamado ¬ďcapitalismo popular¬Ē fue un gigantesco fraude del que a√ļn se est√°n resintiendo millones de ahorradores de todo el mundo. Los 300.000 afectados por la estafa de las preferentes en Espa√Īa (200.000 de ellos por Bankia) son s√≥lo la punta del iceberg de los millones que vieron volatilizarse sus ahorros y sus pensiones por el desplome de los mercados de valores en el √ļltimo lustro. Eso s√≠, quienes invirtieron en fondos de pensiones o de inversi√≥n vinculados a la bolsa, ten√≠an conocimiento del riesgo asumido, mientras los ingenuos jubilados que guardaban sus ahorros en Cajamadrid fueron directamente vilmente enga√Īados.
El problema no es s√≥lo la imprevisible volatilidad de la bolsa sino la asimetr√≠a en la informaci√≥n que tienen los actores: el peque√Īo ahorrador se va a enterar sistem√°ticamente tarde, mal y nunca de las informaciones que hacen oscilar las cotizaciones y, como resultado, va a perder (o a ganar menos, que es otra forma de perder), transfiriendo paulatinamente su riqueza a los agentes financieros.
Como dec√≠a, la Bolsa s√≥lo crece si sigue fluyendo dinero fresco en sus voraces tuber√≠as. Tal y como explica Antonio Ba√Īos en su libelo ¬ĎLa econom√≠a no existe¬í, a partir de los a√Īos 80, los brokers financieros lograron convencer a los ahorradores de que ¬ďpusieran su dinero a trabajar¬Ē, una alianza contra natura de individuos con l√≥gica aversi√≥n al riesgo (los pensionistas) y sus contrarios, corredores de bolsa adictos a la testosterona y con perfil de psic√≥patas. En palabras de Eliseo Oliveras, en El Peri√≥dico de Catalunya:
¬ďLa co√Īa est√° en que los que est√°n dispuestos a jugar al riesgo nunca son los propietarios del dinero. La apuesta personal de los agentes de riesgo nunca hab√≠a sido tan leve como en aquel entonces. Eran jovencitos jugando con la pasta de ancianos. Los fondos de pensiones crecieron con especial rapidez, del 0,8% del mercado en 1950 al 30% en el fin de siglo¬Ē.

9. Recompensa a los autores por su trabajo
S√© que este punto no va a ser popular, pero, qu√© demonios, alguien tiene que decirlo. Mientras estaba document√°ndome para este art√≠culo revisit√© el beligerante documental, ¬ĎThe Corporation¬í. Si hace cinco a√Īos me lo pasaron en un CD tostado, esta vez lo vi en YouTube, como mandan los tiempos. Mi sorpresa fue que tras cada uno de los cap√≠tulos aparec√≠a el director de la pel√≠cula, hablando en nombre de las 200 personas que hab√≠an trabajado en la misma, pidiendo humildemente una donaci√≥n por su trabajo, ¬ďel documental canadiense m√°s descargado de la historia¬Ē. Cansados de ver su obra disponible gratuitamente en Internet, el director hab√≠a decidido subirla en condiciones a YouTube y, al menos, pedir una d√°diva.
No es este es lugar m√°s apropiado para hablar sobre la codicia de discogr√°ficas y editoriales, los consabidos modelos de negocio obsoletos y lo importante que la cultura sea libre y accesible para todos, pero lo que es innegable es el resultado de nuestra habilidad para esquivar la taquilla de los contenidos: ¬ďInternet est√° acabando con la clase media¬Ē, tal y como advierte el activista digital Jason Lanier en este interesante art√≠culo.
La gran mayor√≠a de los creadores no est√°n sentados en el banquete de la vida como Lady Gaga, Paulo Coelho o James Cameron sino que son humildes jornaleros del pincel y de la pluma: escritores, actores, guionistas, int√©rpretes, cantantes, rapsodas que, como t√ļ, tratan de ganarse el pan cada d√≠a. Si de veras quieres ser un Robin Hood recomp√©nsales por su trabajo aunque sea con una cantidad simb√≥lica. Sistemas como Flattr permiten hacer micropagos voluntarios al autor de una obra que has disfrutado gratuitamente, ya sea una canci√≥n, un YouTube o un art√≠culo como el que est√°s leyendo.

10. Aprende a decrecer
Ya lo dec√≠a Albert Einstein: ¬ďEl mayor problema de la Humanidad es que no entiende la funci√≥n exponencial¬Ē. Si pides una hipoteca a 30 a√Īos por tu vivienda (lo s√© porque estoy pagando una) acabar√°s pagando el triple de lo que pediste prestado¬Ö y eso si has conseguido un tipo de inter√©s favorable. El acuerdo parece justo, en tanto yo necesito la casa hoy pero no dispondr√© del dinero hasta el futuro,
El problema es que este tipo de intercambio s√≥lo funciona en una econom√≠a en crecimiento, por ejemplo la que vivi√≥ este pa√≠s casi ininterrumpidamente entre 1950 y 2007. Los que vivieron esa √©poca ¬Ėdesde la autarqu√≠a al ¬ďEspa√Īa va bien¬Ē- comprobaron que hipotecarse era un buen negocio, y as√≠ ech√≥ ra√≠ces el caracter√≠stico patrimonialismo espa√Īol. Pero los tiempos cambian y las actitudes se perpet√ļan, como explica genialmente Antonio Turiel en el post ¬ĎCrisis de nuestros padres¬í, y los m√°s j√≥venes siguen empe√Īados en acceder a una vivienda en propiedad aunque para ello tengan que sacrificar sus ¬Ėcon suerte- magros sueldos. Este hilo de Burbuja.info explica con un elocuente ejemplo la disonancia cognitiva que sufren los hijos cuando intentan aplicar las recetas econ√≥micas que les funcionaron a sus padres.
Uno de los efectos p√©rfidos del actual modelo de generaci√≥n de dinero y pago de deuda con inter√©s compuesto es una constante y gigantesca transferencia de recursos desde el 90% m√°s pobre al 10% m√°s rico, tal y como explica Albert Ca√Īigueral en este ilustrativo art√≠culo.
Pero el juguete del crecimiento se ha roto y muchos creen que no tiene arreglo: la carest√≠a energ√©tica y el reflujo demogr√°fico obliga a un decrecimiento paulatino o tal vez nos veamos abocados a una voladura (des)controlada. ¬ďPodemos comparar la expansi√≥n de la Humanidad con la levadura de cerveza: mientras hay un sustrato de hidratos de carbono, la colonia de bacterias se dispara y cuando √©sta se acaba, se colapsa ¬Ėexplica Javier Zarzuela, impulsor de la iniciativa Zarzalejo en Transici√≥n-. Tenemos la oportunidad de revertir ese proceso, de forma creativa y coger las riendas, ¬Ņsomos capaces?¬Ē

Fuente: Publicado inicialmente en Yorokobu. http://www.yorokobu.es/decalogo-robin-hood-1/
Por I√Īaki Berazaluce
Con información de El Plural, FutureTech, La Información, ABC, Cooking Ideas, El País, Gurusblog, FEPEX, El Mundo, La Información, El Confidencial, ABC, Oil Crash, Burbuja.info, The Oil Crash, I-Ratio.
M√°s iniciativas de consumo P2P en Consumo Colaborativo.

Fuente: Centro de Documentaciůn Mapuche, —uke Mapu

 Campa√Īas

2019-09-24

Coordinadora Willi Lafken Weichan

Encuentro en Quemchi Chiloé

S√©ptimo encuentro en Quemchi (Chilo√©): Coordinadora de Comunidades reafirma procesos por la defensa y reconstituci√≥n de territorios en la Willi Lafken Mapu. Voces de participantes, de La Revuelta de Chilo√© y Radio Minga, donde intervienen: Lonko Clementina Lepio, Lonko Christian Chiguay, Alex Mansilla, Enia Esparza Paillalebe, Ignacio Chiguay, Gianina Carozzi, H√©ctor White Millao, Tamara Vidal Caicheo, Pamela Zu√Īiga Ne√ļn y un resumen al final de intervenciones durante el encuentro realizado por comunicaciones de la Coordinadora Willi Lafken Weichan. Audio y Nota. Escuchar audio
Lea más...

2019-09-27

¬ŅOtro montaje judicial?

El caso de Alberto Curamil:

El Lonko enfrentar√° en mayo pr√≥ximo un juicio oral por participar en un asalto a la caja de compensaci√≥n "Los H√©roes" en la ciudad de Galvarino. Sin embargo, testigos desmienten que √©l y √Ālvaro Millal√©n, el otro detenido en el caso, hayan estado ese d√≠a en la localidad de la provincia de Caut√≠n, Regi√≥n de La Araucan√≠a.
Lea más...

2020-01-05

Software desarrollado para apoyar la ense√Īanza del Mapudungun

Aqu√≠ plasmamos voces de ni√Īos, de adultos y ancianos, voces de aves, de √°rboles y de vertientes, para seguir aprendiendo con dignidad y horizontalidad, conscientes de su origen y proyect√°ndose a dialogar con el mundo, pues las lenguas tienen que ocupar los espacios de la comunicaci√≥n y del aprendizaje.
Descarga Mapudungun Mew
Lea más...

2020-01-05

Basta de violencia

En Chile los gobiernos post dictadura militar, han aplicado la Ley antiterrorista N¬į 18.314, exclusivamente contra representantes y activistas mapuche. Esta normativa fue adoptada por la dictadura militar para atacar a sus enemigos internos, con el fin de vulnerar los derechos juridicos de los imputados. Esta norma ha sido objeto de cr√≠tica de parte de los √≥rganos de protecci√≥n de los Derechos Humanos y la Corte Interamericana de Derechos Humanos quien ha considerado su aplicaci√≥n con los Mapuche contrario a un Estado de Derecho.
Lea más...

2020-01-06

Progreso occidental

Lea más...

2020-01-14

¬ŅQu√© nos leg√≥ Occidente en su intento de globalizaci√≥n colonizadora?

La recargada colonialidad permanente en América Latina

La condici√≥n de colonialidad no s√≥lo configura en el colonizado la idealizaci√≥n ¬ďnatural¬Ē del color, sentir, hacer y pensar del colonizador, sino que instala dispositivos nefastos en las estructuras psicol√≥gicas m√°s profundas del primero que irremediablemente lo convierten en un ser creyente que diviniza al segundo. Por tanto, para √©l o la colonizada, las condiciones de subordinaci√≥n/despojo no s√≥lo son vistas como ¬ďrealidades normales¬Ē, sino que son asumidas con gratitud como una ¬ďbenevolencia¬Ē del colonizador. Quiz√°s por ello, no es com√ļn preguntarse sobre la benignidad del hist√≥rico legado colonial permanente que comenz√≥ hace 524 a√Īos, en Abya Yala.
Lea más...

2020-01-30

Historia, colonialismo y resistencia desde el país Mapuche

Ta i√Ī fijke xipa rakizuameluw√ľn.

Acceso libre al libro Ta i√Ī fijke xipa rakizuameluw√ľn: Historia, colonialismo y resistencia desde el pa√≠s Mapuche. Temuco: Ediciones Comunidad de Historia Mapuche, 2012. Descarga
Lea más...

2020-02-01

Centro de Documentaci√≥n Mapuche √Ďuke Mapu

Libros históricos para estudio, consulta sobre el pueblo Mapuche (descarga en formato PDF)

Libros históricos para estudio, consulta sobre el pueblo. Nota: Estos documentos pertenece al patrimonio cultural comun, por lo que puede ser utilizado y reproducidos libremente. Libros históricos para estudio, consulta sobre el pueblo Mapuche (descarga en formato PDF)
Lea más...

2020-02-02

Publicación sobre la cultura, sociedad y política de los pueblos originarios.

El periódico Pukara

El Periódico Pukara quiere ser un baluarte en el lucha de ideas, en el combate de principios, en la guerra conceptual, de análisis, de información e investigación que libran los pueblos indígenas contra el ocupante colonialista. El periódico Pukara es una publicación mensual sobre la cultura, sociedad y política de los pueblos originarios. Periodico Pukara
Lea más...

2020-02-02

La convocatoria se encuentra abierta todo el a√Īo.

Corpus revista de divulgación, análisis sobre la historia o etnografía de los pueblos originarios

Corpus es una revista de divulgación, análisis y crítica de fuentes inéditas o desconocidas sobre la historia o etnografía de los pueblos originarios y campesinos, y de discusión en torno a raza, etnicidad y otras formas de alteridad social y política en el continente americano.
La convocatoria se encuentra abierta todo el a√Īo para publicar, compartir y desclasificar los materiales o fuentes de informaci√≥n.
Lea más...

2020-02-02

Manual completo en formato PDF para consulta o descarga :

Manual para defender los derechos de los pueblos indígenas

El objetivo de este manual es contribuir, con un instrumento práctico, a la labor que realizan personas, pueblos indígenas y organizaciones dedicadas a proteger y gestionar a favor de los derechos de los pueblos indígenas.
Lea más...

2020-02-02

ONU Foro permanente de los pueblos indigenas

Lea más...

2020-02-03

La expansión de la cultura occidental y la subordinación de la mujer

La conmovedora historia de la mujer objeto occidental

El uso del cuerpo de la mujer en publicidad es violencia simb√≥lica, muy evidente y perceptible. La subordinaci√≥n sexual de la mujer en la promoci√≥n de ventas es un elemento clave en las campa√Īas de marketing que la exponen como mercanc√≠a, y objeto sexual. A la mujer occidental en los spots comerciales se le presenta sin cualidades y habilidades intelectuales y se le reduce en un objeto de satisfacci√≥n de necesidad biol√≥gica del hombre occidental. Mire el video:
Lea más...

2020-02-13

Programa Radial Mapuche

Wixage Anai espacio para la expresion Mapuce

Pe√Īi, lamgen es importante que usted pueda sumar su apoyo a esta labor de comunicaci√≥n que hace 21 a√Īos se realiza, asistiendo a los encuentros que convocamos u otras iniciativas. Correo electr√≥nico: wixageanai.radio@gmail.com Telefono: 92246211
escuchar aquí:
Lea más...

2020-02-25

Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales, CLACSO

Colecci√≥n Antolog√≠as del Pensamiento Social Latinoamericano y Caribe√Īo

Lea más...

2020-02-25

Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO)

El Correo de la UNESCO

Disponible en l√≠nea desde marzo de 2006, El Correo se adapta a las necesidades de sus lectores diseminados por el mundo entero: su publicaci√≥n electr√≥nica en formato PDF, en las seis lenguas oficiales de la Organizaci√≥n (√°rabe, chino, espa√Īol, franc√©s, ingl√©s y ruso), as√≠ como en esperanto y en portugu√©s, va acompa√Īada de una edici√≥n impresa con un n√ļmero de ejemplares reducido. Descarga los √ļltimos n√ļmeros -->
Lea más...

2020-02-26

Russell Means

Por qué no soy ni capitalista, ni marxista

¬ďLa √ļnica forma posible de comenzar un discurso de este tipo es afirmar que detesto escribir. El proceso en s√≠ mismo representa el concepto europeo de pensamiento ¬ďleg√≠timo¬Ē. Lo que est√° escrito tiene una importancia que se le niega a lo hablado. Mi cultura, la cultura Lakota, cuenta con una tradici√≥n oral, por lo que normalmente rechazo imposici√≥n de una abstracci√≥n sobre la relaci√≥n oral de un pueblo.la escritura. Es uno de los caminos del mundo blanco para la destrucci√≥n de las culturas de los pueblos no europeos, la
Lea más...

2020-10-13

El 12 de octubre, Latinoamérica se viste de indígena (con orgullo)

Son muchos los países sudamericanos que han cambiado el nombre y el motivo de la festividad del conocido como Día de la Raza para olvidar la colonización y conmemorar a los caídos indígenas.
Lea más...

La Realidad Mapuche en Youtube


Benetton y los mapuche


¿Qué es la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas?


Aprenda Mapunzugun, el idioma Mapuche, via Internet: comprenda el contexto sociocultural- linguístico e interétnico del Pueblo Mapuche.