Centro de Documentación Mapuche Documentation Center
  Portada | Nosotros | Enlaces |   translate
 

Secciones

Noticias
Antecedentes
Comunidades
Campa√ɬĪas
Indoamérica
Cultura
Libros Ñuke Mapu
Documentos de Trabajo
Sobre
Opinión
Biblioteca


Archivos

Archivo 1997-2009


2010-10-04 | Antecedentes | -

La justicia tiene su hora

Cualquiera sea el desenlace de la prolongada huelga de hambre de los presos pol√ɬ≠ticos mapuche, su testimonio resultar√ɬ° fundamental en la lucha por la democratizaci√ɬ≥n del pa√ɬ≠s y la necesidad de que Chile, su legislaci√ɬ≥n e instituciones velen efectivamente por los derechos humanos. Quienes han arriesgado su vida a tal extremo han logrado sacar al pa√ɬ≠s de su letargo pol√ɬ≠tico y despertar la sensibilidad de millones de chilenos respecto del estado de injusticia que afecta a nuestro pueblo fundacional, as√ɬ≠ como volver a concitar la solidaridad internacional que nos ha acompa√ɬĪado en tantos momentos cruciales en nuestra historia.




Su ejemplo nos ha recordado que es siempre la movilizaci√ɬ≥n social la que obtiene los cambios. Que no son las promesas, ni las negociaciones pol√ɬ≠ticas las que alientan la justicia social. Que todo cambio nace de la lucha, la protesta callejera, el enfrentamiento franco con los poderes retardatarios. Y que todo compromiso, en este sentido, siempre entra√ɬĪa arrojo, riesgo, sinsabores e, incluso, tragedias sociales.

Es en esta constataci√ɬ≥n que se entiende (aunque no se explica) que desde el primer d√ɬ≠a del gobierno de Patricio Aylwin se haya aplicado una pol√ɬ≠tica destinada a desactivar la organizaci√ɬ≥n social y silenciar a los medios de comunicaci√ɬ≥n realmente comprometidos con una democracia genuina. Como nos confesara el Embajador de Noruega en la √ɬ©poca, tal administraci√ɬ≥n encarg√ɬ≥ incluso a una Comisi√ɬ≥n Especial viajar a Europa a demandar la suspensi√ɬ≥n de toda ayuda a las ONGs , diarios y revistas que hab√ɬ≠an encendido la protesta y las demandas que pusieron t√ɬ©rmino a la Dictadura Militar. Es tambi√ɬ©n en este cometido de adormecer las conciencias que se explica la debilidad del mundo sindical y estudiantil despu√ɬ©s de 20 a√ɬĪos de post pinochetismo, cuanto que todav√ɬ≠a siga vigente la Constituci√ɬ≥n del Dictador, la aberrante Justicia Militar, as√ɬ≠ como la llamada Ley Antiterrorista, en realidad un terror√ɬ≠fico cuerpo legal para neutralizar el descontento y aplastar las justas demandas de los excluidos y oprimidos.

En la indolencia y complicidad pol√ɬ≠tica de estas dos √ɬļltimas d√ɬ©cadas es que el Presidente Lagos agrega su r√ɬļbrica a la de Augusto Pinochet para sacralizar una Carta Fundamental que se prometi√ɬ≥ derogar con una Asamblea Constituyente. Es lo que explica, tambi√ɬ©n, que el gobierno de Michelle Bachelet haya demandado a los dirigentes mapuches por una Ley que prometi√ɬ≥ nunca aplicar, pero a la cual se rindi√ɬ≥ por las presiones ejercidas por la centro derecha para extremar la represi√ɬ≥n en contra del justo levantamiento de la Araucan√ɬ≠a. Los mismos que ahora, desde La Moneda y el Parlamento, se ven forzados a reconocer que la lucha mapuche es justa y que sus acciones no son terroristas.

La unidad y firme resoluci√ɬ≥n de los mapuche tiene, por cierto, descontrolado al conjunto de la clase pol√ɬ≠tica. Ni el Ejecutivo, ni el Parlamento se muestran en capacidad de resolver el conflicto planteado por nuestra etnia principal y la resoluci√ɬ≥n heroica de sus l√ɬ≠deres. Es m√ɬ°s, la Iglesia Cat√ɬ≥lica ha debido reconocer su fracaso mediador o √ʬĬúfacilitador√ʬĬĚ, como eufem√ɬ≠sticamente se ha llamado a los esfuerzos de un obispo por avenir al Gobierno y a los presos pol√ɬ≠ticos en huelga de hambre. Junto con el reconocimiento que algunos prelados ya hacen en cuanto a que la misi√ɬ≥n de la Iglesia no es la b√ɬļsqueda de la mediaci√ɬ≥n o componenda sino el compromiso evang√ɬ©lico con la causa de los pobres y discriminados.

En la b√ɬļsqueda de una soluci√ɬ≥n digna es que debe ser el Poder Judicial el que intente ahora concebir una soluci√ɬ≥n. Sobre todo cuando consta el repudio que le merece al propio Presidente de la Corte Suprema la vigencia de tribunales militares y que estos se permitan, para colmo, juzgar a los civiles. O cuando sabemos que en privado tantos jueces reconocen que les repugna aplicar la Ley Antiterrorista vigente, cuerpo legal re√ɬĪido con el derecho internacional, como tantas veces se le ha representado al Estado chileno.

Nada podr√ɬ≠a limpiar m√ɬ°s la imagen del Poder Judicial que la posibilidad de intervenir ante el fracaso de las instancias pol√ɬ≠ticas. Sobre todo si se considera que lo que exigen los presos pol√ɬ≠ticos mapuche no es impunidad, sino juicios justos y ajustados al debido proceso. Una posici√ɬ≥n m√ɬ°s que prudente si se la compara con los desprop√ɬ≥sitos que han sufrido en los dos siglos que cumple nuestra pretendida rep√ɬļblica y en otros tres de colonialismo y guerra fratricida en contra de los que ya estaban aqu√ɬ≠ antes de la conquista espa√ɬĪola.

Por Juan Pablo Cárdenas

Fuente: El Ciudadano

 Campa√Īas

2025-02-02

Publicación sobre la cultura, sociedad y política de los pueblos originarios.

El periódico Pukara

El Periódico Pukara quiere ser un baluarte en el lucha de ideas, en el combate de principios, en la guerra conceptual, de análisis, de información e investigación que libran los pueblos indígenas contra el ocupante colonialista. El periódico Pukara es una publicación mensual sobre la cultura, sociedad y política de los pueblos originarios. Periodico Pukara
Lea más...

2026-06-15

√ɬĎuke Mapu

Facebook Centro de Documentaci√ɬ≥n Mapuche √ɬĎuke Mapu

En nuestro Facebook Centro de Documentaci√ɬ≥n Mapuche, √ɬĎuke Mapu puede encontrar toda la actualidad noticiosa, art√ɬ≠culos, videos, fotos, actividad, enlaces y el m√ɬ°s completo archivo de noticias. Facebook Centro de Documentaci√ɬ≥n Mapuche, √ɬĎuke Mapu:
Lea más...

La Realidad Mapuche en Youtube


Benetton y los mapuche


¿Qué es la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas?


Aprenda Mapunzugun, el idioma Mapuche, via Internet: comprenda el contexto sociocultural- linguístico e interétnico del Pueblo Mapuche.