Centro de Documentación Mapuche Documentation Center
  Portada | Nosotros | Enlaces |   translate
 

Secciones

Noticias
Antecedentes
Comunidades
Campa√ɬĪas
Indoamérica
Cultura
Libros Ñuke Mapu
Documentos de Trabajo
Sobre
Opinión
Biblioteca


Archivos

Archivo 1997-2009


2010-09-27 | Antecedentes | -

El gobierno de la Alianza: los nuevos colonizadores

Desde la llegada de la Alianza por el Cambio hemos sido testigos de una radicalizaci√ɬ≥n extrema de la pol√ɬ≠tica de criminalizaci√ɬ≥n de toda protesta social. La misma que la Concertaci√ɬ≥n aplic√ɬ≥ con algo de verg√ɬľenza durante sus veinte a√ɬĪos de Gobierno. Se endurece la represi√ɬ≥n, la estigmatizaci√ɬ≥n y el maltrato de todos aquellos que manifiestan su malestar con un modelo que solo produce pobreza, desigualdad y concentraci√ɬ≥n de la riqueza.




Víctima privilegiada de esta política de exterminio físico y político que se extiende por siglos son nuestros pueblos originarios, a quienes se les aplica hoy el mismo instrumento que la dictadura utilizaba para contener a quienes catalogaba como enemigos internos. Los métodos son los mismos: fabricación de falsos enfrenamientos, auto-atentados y manipulación de pruebas para justificar el exterminio de quienes piensan distinto.

Las naciones que pueblan nuestro país son exterminadas a pesar de convenciones y tratados que nunca fueron respetados por quienes ejercen el poder. En las culturas originarias no existía la propiedad privada sobre la tierra y se reconocía la territorialidad de determinadas culturas en virtud de su derecho ancestral a vivir y a reproducir su existencia a costa de un intercambio libre de materia y energía con la naturaleza de la cual se era parte inseparable. No es que la tierra le perteneciera a esos pueblos. Es que esos pueblos pertenecían y pertenecen a esta tierra que los ha visto nacer, crecer, desarrollarse y morir por milenios.

Quienes llegaron predicando un dios √ɬļnico, infinito, eterno y misericordioso intentan -hasta el d√ɬ≠a de hoy-, borrar a esos pueblos y sus culturas que son el √ɬļnico obst√ɬ°culo para apropiarse de una tierra que no les pertenecer√ɬ° jam√ɬ°s. Comenzaron regal√ɬ°ndosela entre ellos, en nombre de dios y del rey. La que no fue apropiada por los conquistadores se la adjudic√ɬ≥ el Estado por no existir √ʬĬúcertificados de dominios√Ę¬Ä¬Ě que acreditasen la propiedad de las mismas. Luego las fueron vendiendo a inversionistas nacionales y extranjeros para que desarrollaran sus negocios expulsando a quienes all√ɬ≠ viv√ɬ≠an, a las √ʬĬúgentes de la tierra√ʬĬĚ, a los Mapuche.

Los nuevos invasores acreditan que la tierra ha sido comprada, poco importa a qui√ɬ©n, para traspasarla luego de mano en mano hasta encontrar su destino final en alg√ɬļn proyecto econ√ɬ≥mico inmensamente rentable. Para el invasor. El resto se hizo en riguroso silencio, ignorando por siglos a los habitantes de la tierra mientras se gestaba la √ʬĬúDeuda Hist√ɬ≥rica del Estado Chileno Para Con Sus Pueblos Originarios√ʬĬĚ. El Estado nunca los reconoci√ɬ≥ como suyos, nunca busc√ɬ≥ respetar su cultura y los sigue tratando como extranjeros en su propia tierra.

Se les acusa de amenazar la sacrosanta propiedad privada de los usurpadores. El hero√ɬ≠smo de Lautaro deviene en actividad √ʬĬúterrorista√ʬĬĚ: Sus descendientes son encarcelados y tratados de manera inhumana, violando todos sus derechos, con juicios y jueces que dan verg√ɬľenza y con testigos que declaran con el rostro cubierto. Esto -que no podemos calificar sino de infamia-, nos recuerda las palabras que Luis Emilio Recabarren escribiese para el primer Centenario de nuestra curiosa √ʬĬúindependencia√ʬĬĚ:

√ʬĬúYo no podr√ɬ≠a afirmar si los procedimientos judiciales estuvieran alguna vez dentro de la √ɬ≥rbita de la moral. Pero lo que puedo decir es que debido al desarrollo intelectual natural del pueblo, √ɬ©ste ha llegado a convencerse de que la justicia no existe o de que es parte integrante del sistema mercantil y opresor de la burgues√ɬ≠a. Yo he llegado a convencerme de que la organizaci√ɬ≥n judicial s√ɬ≥lo existe para conservar y cuidar los privilegios de los capitalistas√ʬĬĚ.

Perm√ɬ≠taseme reconocer la impotencia que siento y tratar de repararla rompiendo el silencio c√ɬ≥mplice de algunos √ʬĬúdefensores de los derechos humanos√Ę¬Ä¬Ě que prefieren callar para no da√ɬĪar la √ʬĬúimagen pa√ɬ≠s√Ę¬Ä¬Ě de este Chile del Siglo XXI, tan lejos del desarrollo, simple Club privado atendido ahora por sus propios due√ɬĪos.

Por Daniel Jadue

Presidente Centro de Desarrollo Social y Cultural La Chimba

Fuente: El Ciudadano

 Campa√Īas

2025-02-02

Publicación sobre la cultura, sociedad y política de los pueblos originarios.

El periódico Pukara

El Periódico Pukara quiere ser un baluarte en el lucha de ideas, en el combate de principios, en la guerra conceptual, de análisis, de información e investigación que libran los pueblos indígenas contra el ocupante colonialista. El periódico Pukara es una publicación mensual sobre la cultura, sociedad y política de los pueblos originarios. Periodico Pukara
Lea más...

2026-06-15

√ɬĎuke Mapu

Facebook Centro de Documentaci√ɬ≥n Mapuche √ɬĎuke Mapu

En nuestro Facebook Centro de Documentaci√ɬ≥n Mapuche, √ɬĎuke Mapu puede encontrar toda la actualidad noticiosa, art√ɬ≠culos, videos, fotos, actividad, enlaces y el m√ɬ°s completo archivo de noticias. Facebook Centro de Documentaci√ɬ≥n Mapuche, √ɬĎuke Mapu:
Lea más...

La Realidad Mapuche en Youtube


Benetton y los mapuche


¿Qué es la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas?


Aprenda Mapunzugun, el idioma Mapuche, via Internet: comprenda el contexto sociocultural- linguístico e interétnico del Pueblo Mapuche.